El asesino de Connecticut no sentía dolor

17 de diciembre del 2012

Adam Lanza padecía una condición médica y gozaba de una inteligencia privilegiada.

Adam Lanza

La cadena de noticias ABC ha informado que Adam Lanza, el joven que el pasado viernes cometió una de las peores matanzas de la historia reciente de EE.UU, en el estado de Connecticut, sufría de una condición médica por la cual no tenía la capacidad de sentir dolor. Si el joven se cortaba o se quemaba, si no lo veía suceder, no se daba cuenta. También se sabe que Lanza gozaba de una inteligencia privilegiada: comenzó a asistir a clases universitarias a los 16 años teniendo un promedio muy alto. Muchos de sus compañeros han dicho que era una persona muy callada.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO