Mubarak, un juicio en camilla

3 de agosto del 2011

En una cama de hospital, Hosni Mubarak se declaró inocente en el juicio en su contra que comienza hoy. De ser hallado culpable, podría ser sentenciado a muerte.

Mubarak, un juicio en camilla

Tendido en una cama de hospital, tras las rejas, visiblemente enfermo, Hosni Mubarak levantó el mirófono ý se declaró “no culpable” en el juicio que se sigue en su contra en la corte de la Academia de Policía de El Cairo. El deterioro en la salud del depuesto mandatario de Egipto es evidente en esta foto tomada por la televisión pública de ese país. A Mubarak se le acusa del asesinato de manifestantes antigubernamentales en la revolución que lo obligó a renunciar a su cargo, que ocupaba desde 1981. Además, Mubarak enfrenta acusaciones por corrupción, abuso de poder y malgasto de fondos públicos.  Sus hijos también fueron juzgados y, como su padre, se declararon inocentes.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO