El maltrato ya no se silencia

El maltrato ya no se silencia

10 de enero del 2018

El feminicidio, según cifras oficiales de Medicina Legal, aumentó en Colombia desde 2015 hasta mediados de 2017 en más de 50%.

De acuerdo a la entidad, en 2015 en el país se registraron 100 muertes de mujeres, solo por el hecho de ser mujeres. En 2016 esta cifra aumentó 22%; ese año asesinaron 122 mujeres; y la última medición oficial de 2017, que se realizó a mediados de ese año, indicó una cifra dolorosa: más de 200 mujeres fueron asesinadas, bajo el penoso delito feminicidio, definido así por la Ley 1761 de 2015.

La violencia intrafamiliar también ha ido en aumento con el paso del tiempo. Aún no hay cifras consolidadas de 2017 pero en 2016, según Medicina Legal, se registraron 49.712 hechos de este tipo; cifra que indica un aumento del 20% en comparación del año inmediatamente anterior.

Por otro lado, la violencia sexual contra la mujer también ha aumentado. En 2015 se registraron 15.082 casos, mientras que en 2016 se denunciaron 14.021 de este tipo de hechos. Un aumento del 7%.

Expertos han indicado que la visibilizacion de la violencia de género no indica que estos hechos se hayan incrementado, sino lo que ha ocurrido es que hoy en día se denuncia más.

Estos datos y advertencias de expertos se abrieron nuevamente al debate tras el más reciente caso mediático protagonizado por el periodista Gustavo Rugeles y su pareja, Marcela González Olaya, quien lo denunció el pasado 27 de diciembre por haberla atacado violentamente, tanto que Medicina Legal le dio 10 días de incapacidad.

Días después del ataque la pareja viajó de vacaciones a la Costa Atlántica colombiana y los dos, como una pareja ‘feliz’, publicaron un video en el que ella se retracta de sus denucias, pidiendo que se les respete la intimidad y que lo ocurrido lo arreglarán de puertas hacia adentro

Frente a las retractaciones de las víctimas de violencia, Olga Sánchez, de la Casa de la Mujer, asegura que en estas situaciones no es raro que estas mujeres terminen asesinadas.

Los especialistas argumentan que aunque las mujeres se han empoderado y rechazan ser objeto de cualquier tipo de violencia, evidencian que por miedo, vergüenza o ‘amor’ se retractan de sus denuncias y además advierten de la probabilidad de que la agresión se repita y llegue a causar más daño y hasta la muerte.