Influenciadores: el poder del convencimiento

21 de agosto del 2018

Las plataformas digitales se han convertido en el nuevo espacio publicitario de campañas políticas y movimientos sociales que buscan acaparar la atención de millones de usuarios en la red. La más común es Twitter.  Claros ejemplos han sido el #MeeToo y la hoy tendencia #ConLaConsultaGanamosTodos que tiene como motivo promover el voto para la Consulta Anticorrupción […]

Influenciadores: el poder del convencimiento

Las plataformas digitales se han convertido en el nuevo espacio publicitario de campañas políticas y movimientos sociales que buscan acaparar la atención de millones de usuarios en la red. La más común es Twitter.

Claros ejemplos han sido el #MeeToo y la hoy tendencia #ConLaConsultaGanamosTodos que tiene como motivo promover el voto para la Consulta Anticorrupción el próximo domingo 26 agosto. Esta última tendencia se dio luego de que Daniel Samper Ospina, reconocida figura emergente en Internet, publicara el video musical ‘El Reguetón de la Corrupción’.

El video del periodista es protagonizado por la cabeza de la Consulta Anticorrupción, Claudia López, los senadores Navarro Wolf, Jorge Robledo, Angélica Lozano, Antanas Mockus, Rodrigo Lara y Luis Fernando Velasco que con prendas anchas y coloridas, además de rimas coherentes con el proceso que se llevará a cabo, le cantaron la tabla a personajes como Aida Merlano y a los hermanos Moreno.

La canción es el vivo ejemplo de que las campañas políticas han tenido que transformar su discurso para encajar en el competitivo mundo digital. La tarea de Samper de hacer una canción pegajosa fue más allá de grabar, editar y publicar debido a que detrás de cámaras está la gestión con los congresistas para que aceptaran la propuesta tal y como lo hizo en su momento Juan Manuel Santos para decir: “¡Hola soy Juanma!

En 2015, Colombia tuvo un aumento del 75% de los usuarios en YouTube, cifra que se dio en el marco de la campaña Think Video, evento que tenía como eje principal aprender a llegar a nuevas audiencias por medio de la plataforma.

Esta no es la primera vez que los políticos transforman su lenguaje a lo digital. Para las elecciones presidenciales se vio, por varios días, cómo la primera tendencia -promocionada- era ocupada por personajes como Humberto De la Calle quien en su momento también publicó una lista de Spotify para ganar más adeptos y que lo vieran como un candidato “más humano” que tenía gustos musicales relacionados con Adele, Amy Winehouse y Carlos Vives.

‘Hola Soy Dani’ es el caso perfecto no solo para describir el gran poder de convencimiento que tienen los que triunfan en la Internet, también el caso de éxito que tienen campañas como ‘El Reguetón de la Corrupción’ que en menos de 24 horas cuenta con más de 600.000 reproducciones en la plataforma.

El juego de palabras de los congresistas y las burlas hacia sí mismos, sumado al ambiente musical, son las propiedades que le han dado éxito a este proyecto aceptado por figuras públicas y ciudadanos de a pie.

Pese a que el presidente de la República, Iván Duque, no hizo un pronunciamiento oficial respecto al video de Samper. Los senadores saben que el mandatario en turno respalda los comicios que se llevarán a cabo el próximo domingo 26 de agosto.

El producto publicado por el periodista no solo ha logrado que las figuras políticas más importantes del país se pronuncien al respecto, también se ha prestado para memes y muchos han reconocido lo pegajosa que es la lírica de “la canción, ción, ción”.

La intención es clara: salir a votar para acabar con la corrupción del país y que no se repitan casos como el de SaludCoop en el que se perdió un estimado de 1,4 billones de pesos que se hubieran podido invertir en 378 hospitales.

Gracias al auge de la consulta propulsada con la ayuda del video musical, y la tendencia #ConLaConsultaGanamosTodos se esperan que con los votos ejercidos se haga una rendición de cuentas obligatoria a todos los funcionarios públicos, la reducción salarial y que aquellos que sean hallados culpables tengan pena de cárcel.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO