Golpe a los Nule

26 de julio del 2018

Mientras pagan sus condenas de más de 19 años de prisión por peculado por apropiación y otra de más de ocho por concierto para delinquir, falsedad en documento privado y fraude procesal, los hermanos Nule, Miguel Eduardo y Manuel Francisco, y su primo Guido Alberto, recibieron otro golpe contundente este miércoles por parte de la […]

Golpe a los Nule

Mientras pagan sus condenas de más de 19 años de prisión por peculado por apropiación y otra de más de ocho por concierto para delinquir, falsedad en documento privado y fraude procesal, los hermanos Nule, Miguel Eduardo y Manuel Francisco, y su primo Guido Alberto, recibieron otro golpe contundente este miércoles por parte de la Fiscalía General de la Nación.

Como parte de la campaña Bolsillos de Cristal, que la entidad adelanta para frenar el accionar de los corruptos, se ordenó la incautación con fines de extinción de dominio a varios bienes del Grupo Nule, cuyo valor asciende a 6.000 millones de pesos.

Los bienes, dos apartamentos ubicados en Miami, pertenecen a la esposa de Miguel, Rina Cecilia Mendoza, y a los esposos Guido Alberto Nule y Adriana Mancini Posada. Quedando en manos de la Fiscalía, se pretende recuperar los dineros que ilegalmente se apropiaron con los contratos del “Carrusel de la contratación de Bogotá”.

En una semana de noticias de gran impacto nacional, este golpe a los Nule, que busca restablecer al Estado los recursos de los que se apropiaron, se sumó a las conversaciones en redes sociales poniendo el conocido apellido como una de las tendencias del día, tras la notificación que por medio de Twitter dio la Fiscalía.

Es necesario recordar que los miembros de esta familia hicieron parte de todo un entramado criminal, que estalló en 2010, y que además de los Nule tiene en la cárcel al exalcalde de Bogotá, Samuel Moreno, a excongresistas, mandatarios regionales y funcionarios públicos que se involucraron en esta red de corrupción que se apoderó de multimillonarios contratos de construcción en Bogotá y que dejaron un detrimento patrimonial de más de 2,2 billones de pesos.

Otro que fue tocado con la decisión de la Fiscalía, fue el exdirector jurídico de la IDU – Instituto de Desarrollo Urbano -, Inocencio Meléndez, a quien la entidad le ocupará dos apartamentos en el sector Las Callejas de Bogotá, una volqueta y una casa en San Onofre (Sucre), que tienen un valor superior a 2.600 millones de pesos.

La medida es bienvenida por los ciudadanos que padecieron los problemas en la movilidad de la capital cuando las obras se vieron suspendidas porque el Grupo Nule se quedó sin recursos para financiarlas al destinar los adelantos a otros intereses. Aunque llega ocho años después de destaparse el escándalo y tres luego de su condena.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO