La omisión que tiene en aprietos al procurador

Jose Vargas / KienyKe.com

La omisión que tiene en aprietos al procurador

27 de noviembre del 2018

Luego de una conversación con el periodista Nestor Morales, Fernando Carrillo, procurador General de la Nación, emitió un comunicado de seis puntos en el acalró cuáles fueron sus vínculos con el Grupo Aval y su cabeza, Luis Carlos Sarmiento Angulo, una vez elegido como jefe del Ministerio Público. 

La llamada telefónica entre los dos protagonistas de esta historia se dio el pasado lunes en horas de la noche. Morales se percató que Carrillo tenía vínculos con personajes que hoy en día están bajo la lupa y, con la hoja de vida que el abogado presentó en su candidatura al cargo público, pudo constatar que el procurador en ningún momento nombró haber trabajado para el Grupo Aval y mucho menos mencionó que se ocupó como asesor de la empresa. 

Carrillo aceptó cada uno de los puntos que Morales tenía en su libreta, pero en su defensa, intentó convencerlo que fue un contrato como asesor, nada serio, sin ánimo de lucro y en aras de apoyar a la empresa con las relaciones exteriores. Pero lo que genera curiosidad es que el máximo ente de la Procuraduría aparece como líder y asesor legal de la organización de Sarmiento Angulo.  

En su defensa, el procurador dice que todo se hizo por medio de una firma de abogados cercana a él. Pero los papeles en manos del director de Mañanas Blu dejan constancia de un contrato firmado con una persona natural: Fernando Carrillo Flores. El contrato tuvo vigencia hasta una semana antes de asumir el cargo que hoy ejerce, es decir, en su nombramiento en noviembre de 2016 y su posterior adjudicación en enero de 2017. 

Carrillo dice que la situación no genera ningún tipo de inhabilidad para ejercer el cargo público que hoy ocupa y que no tiene nada que ver con los contratos de la Ruta del Sol II y Odebretch. 

El comunicado emitido por el jefe del Ministerio Público compacta seis puntos que dejan más preguntas que respuestas: 

1. “En el año 2016 desarrollé, entre otras actividades de consultoría, un contrato laboral de asesoría con la firma Adminegocios & Cía. S.C.A., para la promoción y comercialización nacional e internacional del Edén Centro Comercial, perteneciente a la OLCSA”. 

Lo que olvidó mencionar es que alcanzó a trabajar cuando ya había sido nombrado, más no posicionado. 

2. “Ninguna de las obligaciones derivadas del objeto del contrato tuvo relación directa o indirecta con las funciones jurídicas, de control o de intervención judicial que la Constitución y la ley le atribuyen al Procurador”.

En esta situación, dos años después de trabajar con el grupo de Sarmiento Angulo, debió entregar la información antes de declarase impedido para ejercer. Para ese entonces, según Morales, el sueldo mensual de Carrillo era de 80 millones, un total de 960 millones de pesos al año. 

Error de omisión 

Trabajó en la Cámara de Comercio de Bogotá, Centro de Arbitraje, Ministerio de Relaciones Exteriores, Ministro de Interior, Presidencia, Banco Interamericano de Desarrollo, en la ONU como consultor entre otros. Pero en ningún momento nombró a los clientes con los que tuvo participación y por supuesto, al más importante: Grupo Aval. 

La problemática está ligada a no dar la información completa desde un inicio, ¿por qué lo hizo? , ¿cuál era la necesidad de ocultar la verdad de su trabajo con Sarmiento Angulo? Colombia está a la espera de una respuesta y de saber la verdad. 

El Grupo Aval ha sido cuestionado por su participación en la construcción de la Ruta del Sol II, junto a la multinacional Odebrecht, que, en los últimos días y gracias a pruebas dejadas por el Controller de Corficolombiana en el contrato, Jorge Enrique Pizano, se descubrió que este había informado desde el 2015 de varias irregularidades en el pago de contratos ficticios por altas sumas de dinero, que eran realmente las coimas que pagaban las compañías.

Dentro de ese proceso también resultó cuestionado el fiscal general, Néstor Humberto Martínez, por lo que el procurador Carrillo ha apoyado la solicitud de nombrar un fiscal Ad Hoc para la investigación de este caso de corrupción que podría superar los 65 mil millones de pesos.