Gucci y el mensaje por el que tuvo que ofrecer disculpas

Gucci y el mensaje por el que tuvo que ofrecer disculpas

8 de febrero del 2019

Estados Unidos celebra, durante febrero, el Mes de la Historia Afromericana. Durante estos días, la sociedad estadounidense recuerda y estudia las contribuciones de los afroamericanos a la cultura de ese país. Por eso, un nuevo diseño de Gucci generó indignación y la compañía tuvo que ofrecer disculpas.

La prenda señalada en medio del escándalo hace parte de la colección Otoño Invierno. Se trata de un buzo negro que tiene incorporado una especie de pasamontañas para cubrir la mitad del rostro. El detalle que levantó la polémica es la abertura sobre los labios, que resalta por su color rojo. De acuerdo con los críticos, la pieza recuerda el “blackface”, una práctica que tenían personas blancas para representar de forma caricaturesca a los afroamericanos.

Desde su cuenta de Twitter, la firma italiana ofreció disculpas y lamentó que la prenda fuera ofensiva: “Consideramos que la diversidad es un valor fundamental que se debe mantener, respetar y estar a la vanguardia de cada decisión que tomamos”, es parte del comunicado.

Además de Gucci, otra compañía que fue acusada de racismo fue Adidas, quien sacó también el diseño de unos tenis que debían hacer honor al movimiento de renacimiento Harlem. Sin embargo, fue acusada de no tener ninguna conexión con el mismo, más allá de un sello con la sigla CBC (Celebrating Black Culture).

Quienes acusan de racismo a Gucci, argumentan que la marca no evalúa el impacto de sus diseños y no tienen consciencia sobre los mensajes que emite. “Prueba de que las marcas de moda no contratan a suficientes personas de color. Cosas como esta probablemente serían examinadas si lo hicieran. Si va a representar la inclusión en sus activos de contenido / creatividad, sus equipos corporativos también deberían reflejar eso”, manifestó Sanjana Arefin desde su cuenta @Minfin.

No es la primera vez que una marca debe retirar un producto porque su mensaje es considerado ofensivo y los consumidores, también más exigentes, entienden que estas compañías deben cuidar al detalle lo que transmiten con sus productos para evitar este tipo de situaciones.