¿Influye nacionalidad para investigar desapariciones?

¿Influye nacionalidad para investigar desapariciones?

7 de mayo del 2019

Con el caso de la chilena Ilse Ojeda y el hallazgo de los restos de tres jóvenes desaparecidos en 2017 en Usaquén, se plantea la posibilidad de que la nacionalidad influya para investigar rápidamente una desaparición y que las de extranjeros se resuelvan más rápido.

La diferencia de tiempo y sobre todo de eficiencia para localizar los restos de la ex policía Ojeda  y los de los tres jóvenes desaparecidos,  los de ella en un mes y aparentemente los de ellos en 27 meses, dejan muy mal parados a los organismos de investigación del país.

No se justifica la eficiencia en el caso de la extranjera y la poca celeridad en el de los muchacho, a pesar de los esfuerzos de los tres desesperados padres de Brayan Montaña, Mauricio Castillo y Juan Esteban Moreno, para que no cesara su búsqueda.

Dolorosa espera

Medicina legal ya informó que los restos encontrados en fosas en el barrio Cerro Norte en Bogotá corresponden a los tres jóvenes desaparecidos.

Un mapa que llegó en forma anónima indicaba un sitio en los cerros de Usaquén donde al parecer enterraron a los jóvenes desaparecidos, dicen los padres, no fue tenido en cuenta en la investigación. Ellos por su cuenta hicieron una excavación que no dio resultados.

La fiscalía hizo 8 excavaciones en los cerros de Usaquén, y en una de ellas encontraron tres cuerpos, pero no correspondían a los de los muchachos

Los restos de los jóvenes desaparecidos, se hallaron esta semana a 300 metros del sitio donde las familias de manera rudimentaria hicieron la inútil excavación.

Plantones, marchas, campaña en redes sociales de nada valieron, la investigación fue lenta y solo hasta el 3 de mayo el CTI desenterró los restos que ya se sabe corresponden a los tres menores.

Contraste en las investigaciones

Esta situación contrasta con la celeridad con la que actuaron las autoridades en la desaparición de la extranjera Ilse Ojeda.

A la hermana de la sargento chilena, la escucharon a  través de varias emisoras de radio colombianas,  en las que denunció su desaparición desde el 29 de marzo del presente año.

La desesperación de los padres de los menores  no recibió la misma  atención.

Un mes y dos días después de la desaparición de la sargento chilena, el 27 de abril el CTI halló sus restos en zona rural de Rionegro, Santander.

Frente a los jóvenes de Usaquén sus padres vivieron momentos aún más críticos durante estos días a la espera de los resultados de Medicina legal, que hoy emitió el informe de reconocimiento de las identidades de los cuerpos hallados.

Germán Montaña, María Alejandra Soche y Hernando Moreno, los padres de los tres jóvenes desaparecidos,ya saben donde estuvieron sus hijos durante estos dos años y cuatro meses y ahora les falta saber qué les produjo la muerte y porqué los mataron.

A la ex policía chilena, no solo la identificaron muy rápido sino que en pocos días se  y Medicina Legal informó que murió a consecuencia de un golpe en la cabeza.

Primero los extranjeros

¿Porqué cuando un extranjero desparece o lo asesinan la investigación se hace muy rápido y cuando se trata de colombianos no?

Tal es el caso del agente de la DEA James Terry Watson, asesinado el 20 de julio de 2013 cerca al parque 93 de Bogotá, cuando trató de evitar un atraco.

Seis días después detuvieron a  la banda completa de los atracadores, incluido quien le disparó y se inició el proceso en su contra.

Ocho meses después, el 10 de abril de 2014, el gobierno Santos aprobó su extradición y en julio de ese mismo año los envió a Estados Unidos, una corte de Virginia los condenó y pagan cárcel en ese país.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO