Internet no perdona

5 de febrero del 2018

Promesas no cumplidas que no se olvidan.

Internet no perdona

Foto: Pixabay

En agosto termina el segundo periodo de Juan Manuel Santos como Presidente de la República. Ocho años en los que Colombia cambió, como es lógico. Pero el curso que tomó la nación fue diferente al que prometió el mandatario el su momento.

Prueba de ello es un video difundido en redes sociales y que es utilizado muy a menudo por sus principales detractores. La más reciente fue la candidata a la Presidencia, Marta Lucía Ramírez. Se trata de una breve intervención que hizo el presidente-candidato Santos durante un debate transmitido por televisión nacional, en el que responde a una pregunta incómoda de Óscar Iván Zuluaga: “Dígale al país si quiere que Timochenko vaya al Congreso, o no”. Su respuesta fue tajante: “No”. El presidente argumentó que deberían ser sometidos a la justicia para pagar por sus crímenes atroces.

Hoy, a poco más de un mes de las elecciones legislativas, le reclaman no haber cumplido esta promesa. Timochenko no irá al Congreso, pero busca la Presidencia. Además, es seguro que habrá cinco curules para la hoy denominada Fuerza Alternativa del Común tanto en Senado como en Cámara de Representantes. Lo acordado en La Habana y firmado en el Teatro Colón asegura que esta participación es necesaria.

Sin embargo, quedó para la posteridad el registro de un Santos garantizando ante millones de televidentes que esto nunca sucedería, al menos hasta que pagaran cárcel. Así como Ramírez, los tuiteros reaccionaron a lo que consideran una contradicción del mandatario.

Internet no olvida, y ese seguro ha sido uno de los grandes aprendizajes de Santos en estos ocho años. No es la primera vez, ni la última, que los cibernautas le recuerdan sus promesas incumplidas.

Como sucedió hace menos de dos años cuando se implementó la gigantesca reforma tributaria que, entre otras cosas, elevó el IVA del 16% al 19%; a pesar de que en 2010, Santos le había asegurado a su contrincante Antanas Mockus que no subiría los impuestos. Incluso se atrevió a decir que estaba dispuesto a hacer un juramento y firmarlo en piedra.

Como este hay muchos casos. Por ejemplo la reducción del porcentaje de pago a salud de pensionados, destinar más regalías a la ciencia y la educación, el proyecto de ley de igualdad de oportunidades para la población afrocolombiana, entre otros.

Los candidatos deberán anotar sus promesas para cumplirlas, porque en tiempos de internet no existe el derecho al olvido

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO