Julieta, la princesa que unió a través de las redes

Foto: @andresfgonzalezr2

Julieta, la princesa que unió a través de las redes

1 de enero del 2019

La pequeña princesa de este cuento se llamaba Julieta, o más bien, se llama y se seguirá llamando Julieta. Tenía 5 años y su corazón dejó de latir este 31 de diciembre. Mientras millones de personas despedían el año viejo, la familia González hacía lo propio en medio de tristezas y melancolías, porque este 2018  también se les llevó el respirar de su Julieta.

Su muerte fue tendencia, no porque ella o su papá, el exfutbolista Andrés Felipe González, tuviera miles de seguidores en Twitter, Instagram o Facebbok, sino porque su lucha, representada en la de sus padres, tocó el corazón de muchos, de todos.

Fue también a través de redes sociales que Andrés González dio a conocer que su hija había perdido la lucha contra su enfermedad. Con un mensaje en Instagram en el que le dice a Julieta que “Te voy a amar y a extrañar por siempre. Gracias por todo hija”.

La niña nació en 2014 con parálisis cerebral infantil y desde ahí todo en la vida de los González Gómez cambió. Andrés, quien tenía una buena carrera futbolística, hasta fue convocado a la Selección Colombia, dejó a un lado su profesión para dedicarse al cuidado de su pequeña Julieta. Andrés y su esposa, Alexandra Gómez, para estar cerca de la niña, empezaron un pequeño negocio de elaboración y venta de tortas, con lo que se mantenían, mientras que buscaban alternativas para curar a la pequeña.

Grandes jugadores de fútbol donaron sus camisetas, como Cristino Ronaldo, Falcao, Juan Guillermo Cuadrado y otras, como la de Messi, la consiguieron con personas que la tenían y fácilmente las entregaron a la causa: una subasta para recoger fondos. El tratamiento que pretendían practicarle a la pequeña Julieta costaba más de 60 millones de pesos.

Hoy Andrés González es tendencia por los miles de mensajes de solidaridad que ha recibido de extraños y propios, quienes han usado las redes para decirle a este hombre que su trabajo como padre estuvo bien hecho, que su sacrificio es de todo un héroe.