El medio Venezolano que no ve la realidad de su país

16 de noviembre del 2017

El Correo del Orinoco dejo atrás el periodismo para hacer promoción al gobierno Maduro.

El medio Venezolano que no ve la realidad de su país

La crisis económica y social que vive Venezuela en la actualidad, por las medidas improvisadas del gobierno de Nicolás Maduro, parecen no ser prioridad para El Correo del Orinoco, un medio de comunicación tradicional que circula de forma impresa y digital en este país, y al que de paso nunca le hace falta el papel para circular, hecho que no sucede con otros medios que no siguen directrices oficiales y a los que conseguir esta materia prima les es bastante difícil.

Pese a haber sido el primer medio de comunicación en Venezuela, respetado por los lectores y admirado por los periodistas, hoy en día su labor informativa se limita a la promoción descarada de la gestión presidencial, dejando de lado la objetividad que debería tener.

Este diario, fundado por Simón Bolívar en 1818 como medio propagandístico de la Tercera República de Venezuela, para contrarrestar la influencia de la Gaceta de Caracas, periódico de la Corona Española, hoy cumple una función similar en cuanto a la promoción de la gestión, pero en este caso de Nicolás Maduro, que llegó al poder tras la muerte de Hugo Chávez, refundador de este medio en 2009, con la misma intención con la que nació, aunque lejos, bien lejos de la realidad que vive el país.

De hecho, en 1964, Guillermo García Ponce, entonces parlamentario por el Partido Comunista, propuso que el Día del Periodista se celebrara el mismo día en que salió por primera vez El Correo del Orinoco, razón por la cual el 27 de junio se celebra en Venezuela el Día Nacional del Periodista.

En la actualidad tiene un tiraje de 50.000 ejemplares diarios y tras 2.923 ediciones, su principal objetivo es dejar ‘bien parado’ a Maduro, incluso arremetiendo contra otros medios que denuncian a nivel internacional lo que sucede al interior de este país. Hace parte de del Sistema Nacional de Medios Públicos de Venezuela e incluso cuenta con una edición en inglés.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO