¿Cómo funciona la censura en las redes sociales?

¿Cómo funciona la censura en las redes sociales?

16 de mayo del 2018

A esta hora la cuenta principal de La FM en Twitter se encuentra suspendida. Así lleva desde la madrugada del lunes 14 de mayo, razón por la que la emisora ha tenido que difundir su contenido a través de la cuenta exclusiva de Bogotá, que se encontraba en desuso desde el mes de marzo. Un hecho que pone sobre la mesa el tema de la libertad de expresión en la era de las redes sociales, donde se pensaba que todo el mundo decía lo que quería.

Lea también: Trump desestabilizó Medio Oriente

Por eso nadie entiende las razones por las que un medio de comunicación de esta envergadura, de un momento a otro, desapareció de la red social mas usada para difundir contenidos periodísticos.

El primero en hablar del tema fue el director de la emisora, Luis Carlos Vélez, quien en un principio sugirió que el bloqueo fue producto de denuncias realizadas de manera sistemática para silenciar al medio.

Es sabido que una cuenta de Twitter puede ser bloqueada si continuamente recibe denuncias de contenido violento, sensible o pornográfico. Las primeras sospechas de los directivos de La FM giraron en torno a esta hipótesis. 

Pero las horas pasaban y la cuenta continuaba bloqueada. En redes sociales varias voces se elevaron con el fin de proteger la libertad de expresión y de prensa ante la posibilidad del silenciamiento de un medio de comunicación. Personalidades nacionales e internacionales reaccionaron para defender la presencia del medio en la red social:

Tras muchas horas de incertidumbre acerca de lo sucedido, tanto Vélez como la cuenta de La FM en Bogotá anunciaron que la respuesta que se dio por parte de Twitter está relacionada con problemas de derechos de autor de material de la Bundesliga (la liga de fútbol alemana).

A esta hora el bloqueo en la cuenta continúa, lo cual ha planteado serios problemas en la difusión de contenidos que sube a diario la emisora en su página web, ya que no pueden llegar a todos los seguidores que tenían en Twitter.

Aunque las últimas versiones señalan que no se trató de ataques políticos o deliberados contra el medio, sí se abrió un importante debate acerca de la libertad de expresión en las redes sociales, así como de uno de robots en las mismas.

Recientemente las diferentes redes sociales han entendido que no se puede confiar en la veracidad de los contenidos, publicaciones y cuentas. Problemas como las noticias falsas o perfiles creados con el fin de atacar o denunciar a otros se han vuelto muy comunes, al punto que este miércoles Facebook cerró más de 583 millones de cuentas falsas en todo el mundo.

Sin embargo, las medidas tomadas por Twitter han planteado otros problemas como los denunciados en un principio por Vélez. Es común ver cuentas de políticos o líderes de opinión bloqueados por las quejas de otros usuarios, así su contenido no sea sexualmente explícito o violento. Sin embargo, algunos cuestionan que cuentas que se dedican a atacar e insultar continúan al aire sin restricción alguna.

Mientras La FM sigue buscando la manera de reducir el impacto negativo que esta situación ha traído, queda sobre la mesa la discusión acerca de la capacidad de las redes sociales de bloquear contenido de las diferentes cuentas. ¿Es esto censura? ¿Están bien este tipo de prácticas? ¿Se está coartando la libertad de expresión?