La humillación del sargento García

17 de julio del 2012

Con lágrimas en los ojos, el sargento expresó su impotencia al tener que abandonar su puesto de mando en Monte Berlín en Toribío. La instrucción al Ejército es no responder con violencia.

Sargento García Toribío

La tensión que se vive en Toribío ha creado situaciones humanas dramáticas. Imágenes como la del sargento Rodrigo García, quien con lágrimas en los ojos tuvo que abandonar en puesto de mando que tiene el Ejército en Monte Berlín, en Toribio (Cauca). La orden que han recibido los militares es la de no responder con violencia. Los indígenas, en actos radicales, han llegado a humillar a los soldados gritándoles, cargándoles entre varios y en ocasiones golpeándoles. La posición del Gobierno Nacional y del Ministro de Defensa es la de continuar con la presencia armada en todos los rincones del Cauca, incluso Toribío. El juez Baltasar Garzón continúa en la zona pero en calidad de persona natural, cercana a las comunidades indígenas, sin delegación alguna de negociación por parte del presidente Juan Manuel Santos.

Soldados Toribío

Lea también

¿Qué piden los indígenas del norte del Cauca?

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO