Licor y cigarrillo, mezcla peligrosa

10 de diciembre del 2012

El popular ‘guayabo’ es peor si la noche anterior los tragos han sido acompañados por tabaco.

Las personas que fuman y beben tienen más posibilidades de tener una resaca más fuerte que aquellos que solo bebieron y no consumieron cigarrillos. Esta fue la conclusión de un estudio hecho por el Centro de Estudios de Alcohol y Adicciones  de la Universidad Brown (Estados Unidos), luego de encuestar a 113 jóvenes sobre sus consumos de licor y tabaco y su posterior ‘guayabo’, si lo tenían.  Encontraron que existe una considerable posibilidad de que quien consume altas cantidades de alcohol y lo acompaña con cigarrillo sufra efectos al día siguiente como nauseas, fatiga y dolor de cabeza, más fuerte de lo normal. El estudio analizó a quienes no consumían tabaco, y encontraron que con la misma cantidad de alcohol, a veces ni siquiera amanecían con malestar.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO