Aquileo Mecheche: otro líder social asesinado

Aquileo Mecheche: otro líder social asesinado

13 de abril del 2019

La comunidad indígena de Jagual en Riosucio, Chocó, llora a un líder social que luchó por los derechos humanos desde el Cabildo Mayor de Camizbá y quien hace siete años se encargaba de dirigir los destinos de la institución educativa de la zona. Aquileo Mecheche, ‘Aquileíto’, fue asesinado a tiros en la noche de este viernes y la foto de su cuerpo fue revelada por la ONIC en Twitter como fiel retrato de lo que sucede en algunas partes del país a las personas que buscan el bienestar de sus gentes.

La Organización Nacional Indígena de Colombia alertó al país sobre el homicidio y denunció que “desde noviembre se había solicitado a la Unidad Nacional de Protección seguridad para él y para los líderes de la región”. También aseguró que desde agosto a la fecha “han habido 63 asesinatos a líderes indígenas y 153 amenazas a población indígena”.

El homicidio de Aquileo Mecheche entra a la lista de los más de 30 asesinatos de líderes sociales y defensores de los Derechos Humanos que se han registrado en 2019.

La muerte del docente, de acuerdo con la ONIC, ocurrió en la cabecera municipal de Riosucio, Chocó, a las 10 de la noche del 12 de abril. Aquileo, de 52 años de edad, fue sacado de su residencia, presuntamente por las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, AUC, quienes lo habían amenazado en varias oportunidades.

La amenaza más reciente había ocurrido, advirtió la organización, el 25 y 27 de marzo, “cuando hombres pertenecientes al grupo armado AGC ingresaron a la comunidad El Jagual con el fin de intimidar, hostigar y amenazar a toda la comunidad, y especialmente al compañero Aquileo”.

Además de la ONIC, la ONU se pronunció por Twitter y pidió a las autoridades que investiguen y esclarezcan el asesinato del líder indígena. Y varios periodistas y líderes de opinión también manifestaron su repudio a este y los demás asesinatos de defensores de DDHH que se siguen presentando en el país.

Ante los hechos, la UNP se pronunció por medio de un comunicado en el que afirmó que la entidad atendió el llamado de protección y desde finales de marzo se conformó una comisión para sacar de Riosucio a Aquileo Mecheche y a su hermano, Julio, también amenazado.

“La Unidad se ofreció para evacuarlos de la zona en helicóptero. Sin embargo, se argumentó por parte de la Organización Nacional Indígena de Colombia que el operativo de extracción ponía en riesgo a la comunidad” [..] El 3 de abril, el señor Aquileo Mecheche reclamó el subsidio de reubicación a través del Banco de Colombia. Por la forma lamentable en que evolucionaron los acontecimientos, se deduce que continuó en Riosucio. Su hermano, en cambio, atendió la medida de la reubicación y se encuentra bien”, informó la UNP.