Maduro contra las cuerdas en la Corte Internacional

19 de septiembre del 2018

En América Latina el cerco contra el gobierno de Nicolás Maduro cada vez se cierra más y se acerca la hora para  presentar una denuncia de varios países ante la Corte Penal Internacional, CPI, por crímenes de lesa humanidad. Seis países de esta parte del mundo: Argentina, Chile, Perú, Colombia, Canadá y Paraguay trabajan en […]

Maduro contra las cuerdas en la Corte Internacional

En América Latina el cerco contra el gobierno de Nicolás Maduro cada vez se cierra más y se acerca la hora para presentar una denuncia de varios países ante la Corte Penal Internacional, CPI, por crímenes de lesa humanidad. Seis países de esta parte del mundo: Argentina, Chile, Perú, Colombia, Canadá y Paraguay trabajan en una decisión conjunta para enfrentarlo en defensa de los cientos de miles de venezolanos que buscan refugio y que se está convirtiendo en una de las crisis humanitarias mas grandes de la historia.

La posibilidad de que haya una denuncia tiene que ver con el informe de un panel internacional independiente convocado por la secretaría de la Organización de los Estados Americanos (OEA), que a fines de mayo de este año concluyó que hay “fundamento suficiente” de crímenes de lesa humanidad en Venezuela y recomendó remitir la evidencia a la Corte.

El secretario de la OEA Luis Almagro aseguró en una alocución divulgada por el organismo el pasado 17 de septiembre: “Todos los países son conscientes del desastre humanitario que vive Venezuela”, pero aclaró que ni él ni la organización que preside están a favor de acciones armadas contra esa nación y que se recurrirá a los mecanismos del Sistema Intermericano de Defensa de la Democracia y Respeto a los derechos humanos, pero agregó que no debe descartarse ninguna opción.

El embajador de Colombia en Washington Francisco Santos, después de entregar sus cartas credenciales al presidente Donald Trump dijo que Venezuela es una “bomba de tiempo lista para estallar” y agregó: “Todas las opciones deben ser consideradas y el régimen de Maduro tiene que ser presionado política, económica y estratégicamente en todos los niveles”.

Con la posición de Luis Almagro y la del embajador Santos Calderón coinciden los presidentes de otros países que consideran inmoral la posición de Maduro al no querer siquiera aceptar la ayuda humanitaria que le ofrecen para el envío de medicinas y alimentos que aliviarían el hambre y las enfermedades de muchos venezolanos.

Quien también habló de “otras opciones” para combatir la dictadura en Venezuela, fue el presidente de Estados Unidos, quien abiertamente señalo la vía militar como un camino al que podría recurrir. La respuesta del mandatario bolivariano no se hizo esperar: “He dado la orden para iniciar los preparativos para un ejercicio nacional, cívico militar de defensa integral armada de la patria venezolana”.

El presidente de Argentina Mauricio Macri ha sido uno de los abanderados de presentar la acusación contra el gobierno de Maduro ante la CPI, “porque se violan sistemáticamente los derechos humanos, atropellando a la oposición y a todos. Se ha perdido el valor de la vida, el cuidado de las personas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO