Mancuso en la JEP, un posible avance para la verdad

19 de abril del 2019

La llegada de un exjefe paramilitar podría esclarecer varios casos.

Mancuso en la JEP, un posible avance para la verdad

La noticia de que uno de los principales exjefes paramilitares que sufrió Colombia se acoge a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), ha suscitado numerosas reacciones entre la ciudadanía. No es un hecho menor que Salvatore Mancuso se haya integrado al mecanismo de justicia transicional, mismo que busca que entre todas las partes se llegue a la verdad sobre lo ocurrido en un conflicto armado que ha teñido de sangre la tierra colombiana durante décadas y que se resiste a desaparecer.

La firma del excomandante del temido y cruel bloque Córdoba de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc), señalado como autor intelectual de masacres como la de El Salado, en Cármen de Bolívar, para acogerse al tribunal de paz, promete titulares de prensa que podrían salpicar a sectores políticos que en algún momento coparon 30% del Legislativo (parapolítica), pero más que todo eso, brindar verdad a las víctimas de los atroces crímenes en torno al paramilitarismo.

Justamente, los críticos del esquema de justicia en el que se embarcó el paramilitarismo tras su dejación parcial de armas, Justicia y Paz, señalaron la contradicción de que los excomandantes de las Auc fueran extraditados en momentos en que daban al país declaraciones en distintos procesos de verdad. Hoy se abre nuevamente la puerta para que los paramilitares aporten su parte de la verdad sobre lo que ocurrió en el conflicto y qué sectores políticos o criminales los auspiciaron.

Mancuso no es el único en seguir tal camino, puesto que hace meses lo hizo Juan Carlos Meneses, exparamilitar y testigo clave del caso ‘Los Doce Apóstoles’ en Antioquia (por el que actualmente está acusado Santiago Uribe Vélez), tal como la exsenadora cordobesa Zulema Jattin (condenada por parapolítica), quien se acogió el pasado 13 de abril.

Tal como quedó consignado en los Acuerdos de Paz, actores pertenecientes al Estado o a terceros solo se acogerán al sistema de justicia transicional de la JEP por voluntad propia. En este caso, es evidente que existen muchos de estos que consideran que no se ha dicho toda la verdad sobre el accionar de grupos paramilitares, los crímenes cometidos y los autores intelectuales.

Pero un acogimiento no implica nada de momento. Bien se ha señalado que puede existir oportunismo en estas acciones, dado el beneficio jurídico que implica someterse a la JEP para quienes se comprometen con aportar verdad. Esto es, mientras que estas personas que recientemente se han sometido no aporten testimonios verificables y verídicos de lo ocurrido, no se podrá celebrar esto como un avance.

Por parte de Mancuso, la vez más reciente que habló públicamente fue el 9 de octubre del año pasado, fecha en que adelantó que contaría todo lo que en su opinión resta por saberse en el país: “Voy a contar la verdad, convéngale a quien convenga y perjudique a quien perjudique. Que sea la justicia la que determine si hubo algún direccionamiento al respecto”, dijo en una entrevista en La W en la que se le preguntaba por el expresidente Álvaro Uribe Vélez.

En 2008 fue extraditado a Estados Unidos, y condenado a 15 años de prisión. Por ende es de esperar que ante la JEP Mancuso hablará vía videollamada. El proceso apenas inicia, pero tiene mucho de prometedor para la busqueda de verdad en la nación.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO