30 de abril: un día de caos en Venezuela

30 de abril del 2019

Opositores y oficilistas midieron fuerzas políticas, militares y ciudadanas en una jornada que terminó sin que pasara algo más de fondo.

30 de abril: un día de caos en Venezuela

Foto: Andrés Lozano

Desde tempranas horas del día Venezuela y el mundo se activaron en modo ‘Operación Libertad’, un movimiento ciudadano convocado por la oposición venezolana y liderado por el autoproclamado presidente interino del país, Juan Guaidó, que suscitó la reacción del gobierno del presidente Nicolás Maduro, sin que este haya aparecido públicamente.

La manifestación de los venezolanos que apoyan el mandato encargado de Guaidó estaba convocada para este miércoles 1 de mayo, Día Internacional del trabajo. Se adelantó 24 horas, pasadas las cinco de la mañana, con la aparición del líder opositor Leopoldo López, quien fue liberado de su prisión domiciliaria, por un grupo de militares que juraron lealtad a Guaidó después de desconocer a Nicolás Maduro como su comandante en jefe.

A esa hora ocurrían varios hechos importantes: uno, Guaidó volvía a ser noticia tras unos días de silencio mediático, en los que tal vez, dicen algunos, estaba planeando el día de hoy. Dos, la aparición de Leopoldo López, liberado por militares que apoyan a Guaidó. (Es importante recalcar que López es el líder más representativo de la oposición en Venezuela y el hombre en quien dicen, pudieran recaer las banderas de la oposición para unas eventuales elecciones presidenciales, que es lo que piden los opositores al gobierno de Maduro, catalogado por varios gobiernos alrededor del mundo, como una dictadura). Tres, la presencia de Guaidó, Leopoldo y cientos de seguidores, entre ellos decenas de militares, en las inmediaciones de la base aérea conocida como La Carlota, un punto estratégico de poder militar, desde donde buscarían demostrar ante la opinión pública que militarmente la oposición ha tomado fuerza.

Después de la declaración del presidente interino, hubo caos en Venezuela, al menos en Caracas, donde fieles a Maduro, civiles y militares, se enfrentaron contra los fieles de la oposición, conformado de igual manera por civiles y militares.

La violencia, como era de esperarse, hizo su aparición en la jornada. Los militares de las dos partes dispararon sus armas. No se ha conocido de muertos a través de informaciones oficiales o extraoficiales. Hay una joven que fue herida con arma de fuego. Se desconoce cómo ocurrió el hecho. También hay más de 40 heridos. Hasta un carrotanque militar, que intentaba repeler el avance de los afines a Guaidó, atropelló con brutalidad a varias personas. Hubo incineración de buses. Antes de que el sol se ocultara la mayoría de las calles quedaron vacías.

Pasado el medio día, Leopoldo se resguardó en la embajada de Chile, como ‘huesped’. Así lo informó el canciller chileno Roberto Ampuero, a través de Twitter.

Al final de la jornada, muchos analistas indicaron que este último día de abril se quiso levantar para medir fuerzas políticas, militares y ciudadanas. Otros indicaron que se adelantó esta manifestación civico-militar para sacar a Leopoldo del país con el apoyo de países extranjeros. Al caer la noche López fue trasladado de la embajada de Chile a la de España, desde donde posiblemente lo sacarán de Venezuela.

Los opositores dicen en las calles que este 30 de abril empezó el fin del régimen de Maduro. Dicen que mañana Día Internacional del Trabajo volverán las fuerzas a la calle. Dicen que mañana podría ser el día. Dicen que el gobierno chavista está por caer.

Este 1 de mayo parece que será una jornada en la que los opositores demostrarán su verdadera fuerza de convocatoria social. Mientras el mundo sigue al pendiente de cada hecho que pase Venezuela, que a esta hora sigue en poder del presidente Nicolás Maduro, quien sigue apoyado por Rusia y en la mira de Estados Unidos.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO