Las circunscripciones de paz, tras la polémica de María F. Cabal

Las circunscripciones de paz, tras la polémica de María F. Cabal

12 de septiembre del 2018

La discusión de la reforma que permitiría la creación de 16 circunscripciones especiales en la Cámara de Representantes para las víctimas de la violencia fue el escenario de algunas afirmaciones por parte de la senadora María Fernanda Cabal que se convirtieron en una polémica en redes sociales.

Durante la jornada, que se llevó a cabo el pasado 10 de septiembre, se aprobó (con 14 votos a favor y uno en contra) el informe del proyecto impulsado por el legislador Roy Barreras, con el que se pretenden revivir las circunscripciones (que no fueron aprobadas en 2017), que les permitirían a líderes de las zonas del país más afectadas por el conflicto armado llegar al Congreso.

La frase que despertó indignación en redes sociales, expresada por la senadora Cabal, tiene que ver con el actuar de la cúpula militar en estos territorios. En la sede de la comisión primera, de la que ella forma parte, y que hizo eco en Twitter, aseguró: “A eso nos llevó el acuerdo el acuerdo de paz, a acabar con la inteligencia, a tener una cúpula militar inservible que todavía no entiendo por qué continúa. ¿Cómo es posible que hayan permitido que llegáramos hasta este punto?”.

En su intervención ante esa célula legislativa, Cabal también dijo: “Ni siquiera hoy la fuerza pública tiene el control en Tumaco, Norte del Cauca o el Catatumbo. Es una cúpula inservible. Así lo demostró la entrega de cadáveres de los periodistas ecuatorianos donde tuvieron que esperar casi tres meses a que alias ‘Guacho’ lo permitiera”.

Ante esta afirmación, el senador Barreras le replicó por Twitter: “’La cúpula militar es inservible’ y no entiendo por qué no los han echado. ¿Qué opinará el comandante en jefe, el presidente Iván Duque, sobre esta ofensa al honor militar y a 30 años de servicio al país de esos oficiales?”

Los argumentos de Cabal

María Fernanda Cabal, previamente a pronunciarse contra las Fuerzas Militares, aseguró que las circunscripciones son importantes, pero dejó en claro su posición en el sentido de que antes que el territorio se debe tener en cuenta la condición de víctima. “Todo Colombia es una unidad donde hay víctimas en todas partes”, dijo en la sesión de la comisión de asuntos políticos del Senado.

No le digan más mentiras al país! Aquí no hay paz, sino Repúblicas independientes, como siempre soñaron los comunistas.

Posted by Maria Fernanda Cabal on Tuesday, September 11, 2018

“No existe paz ni en Tumaco ni en el Norte del Cauca  ni en el Catatumbo”, dijo la congresista y agregó que estos territorios “son repúblicas independientes”, en los que las víctimas no podrían hacer campañas para conseguir votos.

Cabal reconoció que las 16 circunscripciones especiales equivaldrían al 6 o 7% del censo electoral y a un enorme territorio de Colombia pero que que no representan a su población, por eso defendió la propuesta de darles sin votos diez curules a las víctimas, como las que les fueron otorgadas, “gratis”, al partido Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común – Farc –.

Textualmente, la senadora dijo: “¿Cómo pretenden crear 16 jurisdicciones donde en el 90% de esos 167 municipios hay coca y minería ilegal? ¿Cómo pretenden que una víctima haga campaña? No es más fácil crear las mismas diez curules para las víctimas, gratis, como las que les dieron a las Farc?”.

El pulso continuará en el congreso, además de la propuesta presentada por Barreras, los partidos de gobierno también proyectan presentar un proyecto para darles circunscripciones a las víctimas en la Cámara de Representantes, pero en su iniciativa se excluiría el aspecto territorial, por lo cual tendrían cabida líderes de zonas rurales y urbanas.  

La iniciativa que actualmente se debate busca la representación de víctimas de 167 municipios ubicados en Nariño, Cauca, Valle, Arauca, Bajo Cauca, Catatumbo, Caquetá, Chocó, sur del Meta, Guaviare, los Montes de María, Putumayo, Magdalena, La Guajira, César, Bolívar, Córdoba, Tolima y Urabá, que son que históricamente han sido más golpeados por la violencia.