Minga indígena, 27 días de paro en el Cauca

Minga indígena, 27 días de paro en el Cauca

6 de abril del 2019

El pasado 10 de marzo inició una de las protestas más fuertes que han tenido lugar hasta el momento en el país durante el gobierno de Iván Duque. La Minga indígena del Cauca se asentó en una de las vías más importantes y representativas de Colombia: la Panamericana, arteria vial que comunica el centro de la nación con el puerto de Buenaventura, que permite el paso al interior de los productos agrícolas que se generan en región.

El 4 de abril, el Gobierno Nacional anunció el reinicio de los diálogos con la Minga pero, esta vez, con la presencia de un alto equipo que buscaría concretar soluciones.

En la última reunión, en la que participaron la ministra del Interior, Nancy Gutiérrez y el Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, se logró el acuerdo para desbloquear la Panamericana.

Los funcionarios aseguraron que la comunidad de indígenas les explicaron que las exigencias no eran nuevas y el bloqueo se debió al incumplimiento del Gobierno anterior.

Las reacciones no se hicieron esperar. Uno de los primeros en reaccionar fue el expresidente Álvaro Uribe Vélez, quien enfatizó que era preferible “cerrar esa carretera dos años, mejorar y cuidar la alterna que firmar acuerdos con la minga apoyada en el terrorismo”.

Pero, en contra parte el senador del Polo Democrático Alternativo, Iván Cepeda, respondió al senador del Centro Democrático que es un “irresponsable y su derrota política es el diálogo social y los acuerdos de paz”. También mostró su alegría por el logro del levantamiento del bloqueo.

También hubo quienes criticaron la forma en como la protesta de los indígenas del Cauca dejaron la vía Panamericana. Uno de ellos fue el usuario de Twitter, Gustavo Cabas, quien trinó un vídeo manifestando que “el gobierno de los acuerdos pactados debe descontarle el valor de las obras a reparar. Duele la patria. Que horror”.

La ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez informó que el montó aprobado, 17.5% del total solicitado por la minga, que ascendía a 4.6 billones de pesos, será destinado a: educación, salud, vivienda rural, vivienda nueva y proyectos productivos. “Se busca, como lo propone el PND, que haya equidad y mejoramiento en la calidad de vida de los indígenas del país y se cierre la brecha que hay en Colombia frente a las comunidades más pobre”.

Lo cierto es que las reacciones no se han detenido en las redes sociales en torno a este tema. Pero, lo realmente importante es que el pacto entre los indígenas y el Gobierno logró poner punto final a este ‘tormento’ que generó pérdidas incalculables, heridos y muertes.