Niño juega con serpientes

26 de diciembre del 2012

Sin saber lo que hacía, el menor de tres años guardó huevos de la segunda especie más venenosa del mundo.

Serpiente taipan

Un pequeño de tres años le pidió a su mamá una canasta para guardar unos huevos que había encontrado cerca a su casa. La madre del niño volvió a recordar lo que su hijo le había pedido, cuando halló en el closet del pequeño serpientes bebés de color café que medían 12 centímetros. Kyle Cuummings había cultivado huevos de la serpiente marrón oriental (Pseudonaja Textillis) conocida como la segunda serpiente más venenosa en el mundo. Tan pronto la madre encontró a los reptiles llamó a las autoridades que se encargaron de recogerlos y de llevarlos a su hábitat natural. Trish Pendergast, cuidadora de reptiles, le aseguró al portal BBC que si el niño hubiera tocado alguna de las serpientes el veneno lo hubiera matado.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO