Un rescate heroico

8 de julio del 2018

Los 12 niños jugadores de fútbol y el entrenador del equipo atrapados en la cueva en Tailandia vivieron entre la incertidumbre 15 días. Recibían alimentación y medicinas por parte de los buzos que atravesaron la peligrosa travesía para llegar a ellos. Samarn Kunan, de 38 años, exmiembro de la marina, falleció hace 48 horas al […]

rescate

Los 12 niños jugadores de fútbol y el entrenador del equipo atrapados en la cueva en Tailandia vivieron entre la incertidumbre 15 días. Recibían alimentación y medicinas por parte de los buzos que atravesaron la peligrosa travesía para llegar a ellos. Samarn Kunan, de 38 años, exmiembro de la marina, falleció hace 48 horas al quedarse sin aire cuando retornaba. Murió por lo que siempre luchó: el bienestar del otro.

Incluso en los primeros reportes se confirmó que cuatro lograron ser rescatados por el equipo especializado. Sin embargo, el plan se volverá a ejecutar este lunes debido a que se deben recargar las bombonas de aire comprimido colocadas a lo largo del trayecto que funcionan para que puedan salir de la cueva sin problemas de respiración.

El mundo puso sus ojos en este evento que es tendencia mundial en redes sociales. Hasta el presidente de Estados Unidos Donald Trump calificó de valientes y talentosos a todos aquellos que han trabajado para ayudar a los atrapados.

Las familias de los niños recibieron sus cartas, que fueron recogidas por los buzos, un acto que conmovió al mundo. “Tenemos miedo pero creemos que Dios no nos dejará solos”, fue una de las frases esperanzadoras.

En Tailandia se produce el fenómeno atmosférico conocido como monzón del suroeste, que proviene del mar de Andamán, y se dirige tierra adentro causando lluvias que duran desde marzo hasta mediados de octubre o primeros de noviembre. El entrenador con los jugadores decidieron entrar a la cueva y este fenómeno los dejó en la oscuridad y profundidad terrenal.

Ese país y el mundo esperan que en las próximas horas los atrapados puedan ser rescatados.  Fueron días largos para sus familias y para ellos, que finalmente vivieron una experiencia que nunca imaginaron. Los videos de la operación para salvarlos son compartidos en las redes.

Tanto ha sido el revuelo que uno de los 33 mineros que estuvo a 700 metros de profundidad durante 69 días en una mine de Chile le expresó un mensaje a los menores y el entrenador. Conoce lo que es sentirse sin salida.

“Los milagros existen. Debe ser muy difícil para ellos y sus familias. No pueden dejar de tener fe porque el rescate tendrá éxito. No dejo de pensar en eso y espero todo salga bien”, dijo el minero Mario Sepúlveda.

Este partido para los Jabalíes Salvajesnombre del equipo, es el más importante. Luchan contra un rival que les arrebató la sonrisa por unos días. Pero lo importante debe ser levantarse, salir victoriosos para llegar a casa y abrazar a sus familias.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO