¡Ese Nobel va de capa caída!

4 de octubre del 2018

El Premio Nobel de Paz será anunciado este viernes 5 de octubre en Oslo a las 4:00 a.m. (hora Colombia) entre los 331 nominados, de los cuales 216 son individuos y 115 grupos (universidades, entidades, institutos y centros de investigación) que se destacaron por trabajar, a lo largo del año, por un cambio significativo en […]

¡Ese Nobel va de capa caída!

El Premio Nobel de Paz será anunciado este viernes 5 de octubre en Oslo a las 4:00 a.m. (hora Colombia) entre los 331 nominados, de los cuales 216 son individuos y 115 grupos (universidades, entidades, institutos y centros de investigación) que se destacaron por trabajar, a lo largo del año, por un cambio significativo en pro de un avance en términos de paz.

La versión 2017-2018 ha estado cargada de manifestaciones de asombro, carcajadas, inconformismo, polémica y muchas dudas a través de redes sociales, luego de que la revista TIME publicara un listado de los nominados al premio y que tienen opción de llevárselo, porque ellos entre los que figuran tres de los personajes más controvertidos del mundo: Donald Trump, Kim Jong-un y Carles Puigdemont.

El proceso de selección, fuertemente protegido con una cláusula que solo permite que se hagan públicos los nombres de los nominados cincuenta años después, no constituyó impedimento para el medio -que cuenta con un bien ganado prestigio y alta credibilidad en el mundo- lanzara su lista de favoritos entre los que se elegirá al personaje que se llevará no solo el Nobel de Paz sino también el premio económico de nueve millones de coronas suecas, más de tres mil millones de pesos. En octubre de 2016 el entonces presidente Colombia, Juan Manuel Santos, recibió el Nobel de Paz y ocho millones de coronas suecas, la Academia aumentó 12 por ciento el monto del premio.

De su propia cosecha

Aunque muchos internautas y expertos crean que estas nominaciones son un chiste, las probabilidades que de que el magnate, hoy presidente de Estados Unidos, se lleve el premio no están lejos de la realidad. Dieciocho legisladores republicanos enviaron una comunicación a la Fundación Nobel en la que piden reconocer el trabajo del actual presidente de los Estados Unidos por “acabar con la guerra de Corea, la desnuclearización de la península de Corea y llevar paz a esa región”.

Como hecho curioso Moon Jae-in, presidente de Corea del Sur, país que tiene un grave enfrentamiento con su vecino del norte, asegura que Trump debería ser el ganador por todos los esfuerzos en pro de la reconciliación de las dos Coreas y más aún por estrechar la mano con Kim Jong-un. Curiosamente el señor Moon también figura como candidato al Nobel

El candidato que amenaza al mundo

El otro personaje a llevarse el premio es Kim Jong-un, presidente de Corea del Norte y por las mismas razones que tienen a Trump en la lista, el de la desnuclearización coreana. Su dictadura, como es reconocida por el mundo entero, ha estado cargada de represión, desapariciones y amenazas de ataques nucleares a sus vecinos, llegando incluso a hacer maniobras que atemorizaron al mundo.

“Gracias a sus líderes, Kim Jong-un del Norte y Moon Jae-in del Sur, los países han dado pasos tentativos hacia el desarme nuclear. El mes pasado, Kim se comprometió a desnuclearizarse bajo la supervisión de inspectores extranjeros”, señala el medio de comunicación y los señala como claros favoritos (casi ganadores).

Un candidato en el exilio

Otro de los candidatos que menciona la revista Time es el hombre que abandonó su país, España, por evitar ser arrestado por las autoridades y ser “la cara visible del referéndum no autorizado que celebró Cataluña en octubre de 2017” y quien vive exiliado en Bélgica. El expresidente de la Generalitat de Cataluña no solo es uno de los favoritos por simpatizantes y expertos en la materia, casas de apuestas como Ladbrokes lo ubican en este instante en la quinta posición con una posibilidad de (12/1).

Por ahora, solo resta esperar los resultados en la madrugada de este viernes, que seguramente traerá controversia a las redes sociales no solo por el elegido, sino por el modo en el que se eligió, debido a que ahora es más significativo lo que se haya realizado en un determinado periodo de tiempo en temas de paz (como el caso de los presidentes coreanos) y no la vida y obra de alguien que luchó por el cambio mundial.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO