Redes sociales: usos para promover odios

26 de noviembre del 2019

Cuentas hackedas, fake news y discursos que orientan a la violencia durante este paro nacional.

Redes sociales: usos para promover odios

El paro nacional lleva seis días y las redes sociales han servido para informar a los ciudadanos sobre lo que está pasando al instante y así mismo han sido usadas para propagar las noticias falsas y los mensajes de odio.

Para conseguir ese objetivo, las estrategias son cada vez más peligrosas, este martes, por ejemplo, dos importantes cuentas de Twitter, la del Consejo Superior de la Judicatura y la del Aeropuerto El Dorado, fueron hackeadas y utilizadas para agredir y amenazar de muerte al presidente Iván Duque.

Las cuentas fueron suspendidas a los minutos de publicar las amenazas y restablecidas. Pero durante el tiempo que estuvieron en la red social, fueron compartidas cientos de veces.

“Nos permitimos informar que las redes sociales del Aeropuerto El Dorado sufrieron un ataque cibernético hoy 26 de noviembre a las 5:10 p.m. Una vez detectado lo ocurrido se activó el protocolo de recuperación de la cuenta de Twitter y se activaron los protocolos de seguridad correspondientes”, informó el Aeropuerto.

Así como personas están detrás de secuestrar cuentas para compartir mensajes amenazantes contra el mandatario, hay quienes usan las redes sociales para propagar noticias falsas.

Quizá el episodio que recordarán muchos bogotanos por un largo tiempo es el ocurrido la noche del 22 de noviembre. Un día después de la primera gran marcha, la situación se complicó y el orden público se diluyó por momentos en varias zonas de la capital donde los robos a supermercados eran grabados y compartidos masivamente.

Un miedo empezó agudizarse cuando la luz del día se iba yendo y la oscuridad abría una puerta para que el pánico colectivo se sumara a la fórmula.

“Se les metieron, se les metieron”, era lo que muchos gritaban desde conjuntos residenciales denunciando que un grupo de encapuchados y vándalos se acercaban a sus hogares para robar.

Aquí la red de mensajería WhatsApp funcionó a la perfección pues un mensaje genérico de alerta empezó a rodar y muchos cayeron.

Pero también noticias falsas que buscan desestabilizar a unas masas, si son estrategias orquestadas por alguien será tema de investigación para las autoridades, lo cierto es que son cientos de ejemplos los que rondan en redes y que a pesar de que son expuestos como fake news, hay quienes las siguen compartiendo pues el daño ya está hecho.

Pero también hay errores que por la inmediatez de informar u opinar generan desinformación. El caso de Dilan Cruz, un estudiante que falleció luego de recibir un impacto en su cabeza con un granada lacrimógena que fue lanzada por parte de un miembro del Esmad, generó indignación en redes. Pese a que el joven había sobrevivido muchos compartieron información de que había muerto en el lugar.

El odio es otro de los grandes ingredientes que se infunden a través de las redes sociales, porque todos estos mecanismos de noticias falsas y secuestrar cuentas tienen un propósito de fondo y es sembrar un ambiente negativo, de indignación y de lograr exaltar los ánimos en las personas a tal punto que trasciendan a acciones en la vida real.

Y son los políticos quienes más ayudan a que eso pase. En sus discursos, en sus duras opiniones en momentos en los que la prudencia debería reinar, cuando comparten información falsa o acusan sin pruebas a líderes de izquierda, derecha, a periodistas o artistas.

Las redes sociales son herramientas tan útiles que a pesar de ser canales de cosas negativas para una sociedad, siguen imponiéndose como una parte fundamental en la forma de comunicación de las nuevas generaciones, y es allí donde los diálogos también se podrían dar y el mundo abiertamente los podrá ver.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO