Para no ayudar en las labores de la casa, niño llama a la policía

17 de agosto del 2011

En Alemania, un niño llamó a la policía para decir que su madre lo obligaba a hacer trabajos forzados.

Para no ayudar en las labores de la casa, niño llama a la policía

Ya había amenazado a su madre diciéndole que si lo seguía mandando a cumplir labores domésticas, llamaba a la policía. La progenitora no le hizo caso y le pidió que recogiera unos papeles del suelo. El infante, de 11 años, cumpliendo con la amenaza, marcó el número 110 de la policía y dijo que en su casa lo obligaban a realizar trabajos forzados y que no tenía tiempo libre. El oficial le solicitó que lo comunicara con un adulto, y la madre dijo que el niño se la pasa jugando todo el día y que, cuando se le pide recoger algo, dice que es trabajo forzado.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO