Rechazo a momentos violentos de paro de taxistas

10 de julio del 2019

7 momentos que empañaron el paro de taxistas en Bogotá.

Rechazo a momentos violentos de paro de taxistas

Fotos: Twitter

Este miércoles el #ParoDeTaxistas, que además de posicionarse como tendencia número uno en Twitter, dejó al descubierto varios actos de violencia que protagonizaron lo mismos conductores.

Desde tempranas horas de la mañana, en varios sectores de Bogotá, y otras ciudades capitales, se vio cómo el gremio amarillo salió a las calles para protestar en contra de las plataformas digitales que ofrecen servicios de movilidad y que son catalogadas como ilegales por el Ministerio de Transporte.

La protesta, que comenzó desde las cinco de la mañana, con el paso de las horas, causó bloqueos en varias localidades del país como Suba, Engativá entre otras.

Las principales vías de la capital se vieron afectadas por el paso de los taxistas que con arengas y carteles defendían su legalidad. El servicio público también presentó complicaciones, en especial el carril exclusivo de Transmilenio.

Y como si fuera poco, manifestantes pincharon las llantas de un alimentador.

Los momentos que empañaron el paro de taxistas

El primero que se registró dentro de la tendencia #ParoDeTaxistas fue el de su líder Hugo Ospina a quien se logra ver en frente de las oficinas de Uber desde tempranas horas alegando por la legalidad del servicio.

Sí bien rechazó los siguientes actos de violencia, KienyKe.com se comunicó con Ospina pero no tuvo respuesta alguna.

El mismo tuitero publicó un video, en el que según muestra la fecha de las cámaras (2019/06/11), se ve cómo un grupo de personas ingresan a las instalaciones de la empresa a la fuerza mientras los trabajadores, asustados, recogen sus cosas.

Pese a que no se registraron personas armadas dentro de las manifestaciones, algunos chóferes de taxi iban preparados con huevos para tirarlos a quienes sí prestaban el servicio.

“Bájese socio, ¿qué no ve que estamos en paro?”, dijo en tono amenazante un hombre identificado como taxista a un colega suyo que iba con un pasajero a bordo.

El pasajero reclamaba que iba rumbo al hospital por una cirugía.

Los afectados no solo fueron los transeúntes también los mismos colegas de quienes protestaban con violencia.

En Cali se presentaron retenes de taxistas que cazaban servicios ilegales como se puede ver en el siguiente video:

Las protestas con tinte vándalico y violento por parte del gremio genera una mayor desconfianza entre la ciudadanía que busca una manera adecuada de movilizarse en la ciudad.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO