Insulto por calumnia: el mal trueque de ‘Manguito’

Instagram

Insulto por calumnia: el mal trueque de ‘Manguito’

4 de abril del 2019

El senador Jonathan Tamayo Pérez, más conocido como “Manguito”, claro ejemplo del dinamismo de la política nacional, ya que fue elegido por la lista de la decencia, movimiento político liderado por el partido de Gustavo Petro, y hoy en día es un férreo uribista, debe rectificar, por orden del Tribunal Superior de Bogotá, las acusaciones hechas contra el caricaturista ‘Matador’, que realizó a través de su cuenta personal de Twitter.

Para el alto tribunal, el senador de la Alianza Social Indígena, vulneró el buen nombre, así como la honra del caricaturista del diario El Tiempo, Julio César González Quinceno. El fallo a favor de ‘Matador’ reza que en el término de 48 horas, a partir de la notificación, Manguito debe emitir una retractación firme y precisa de haber sindicado a ‘Matador’  como “VIOLADOR reconocido”.

El trino del senador de la República, que dice textualmente “Que buen termómetro, ser criticado por un VIOLADOR reconocido @matadoreltiempo es muestra de que estoy haciendo las cosas bien”, fue emitido el pasado 27 de enero, en respuesta a un trino del caricaturista, en el que hace una referencia burlesca a una foto del senador ‘Manguito’, mientras el congresista estaba en China, a donde fue con la intención de intercambiar experiencias con directivos de diferentes entidades de ese país oriental, que ayudaran a la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

Aunque el trino de ‘Matador’, en el que hizo la referencia sobre el senador Tamayo, que dice: “El gobierno Chino rechaza el ataque bélico ejercido por el gobierno colombiano al enviarle semejante ‘petardo’. No tolerarán más ataques de este tipo”, lleva un insulto coloquial, al llamarlo ‘petardo’, que según el diccionario técnico quiere decir “Persona pesada, aburrida o fastidiosa. Persona poco competente en su cometido”, el senador respondió, según las leyes colombianas, con una calumnia, que puede llegar a ser un delito penal.

Twitter y las demás redes sociales son plataformas que bien utilizadas se convierten en herramientas de comunicación útiles, interesantes y hasta divertidas; pero también, el mal uso de estas, acompañado casi siempre por airadas reacciones, el mal manejo de emociones y el desconocimiento del la ley y del verdadero significado de las palabras, que quedan impresas en el mundo digital, lleva a cometer errores y fallas que pueden tener resultados muy costosos.

El senador debe aclarar en la rectificación, que tendrá que hacer vía Twitter, que su aseveración contra ‘Matador’ carece de “evidencia disponible”. Si la rectificación no se hace en el tiempo estipulado y con los parámetros ordenados el lío se le puede agrandar a Tamayo, ya que incurría en desacato y según abogados penalistas consultados por KienyKe.com podría iniciarse un proceso penal contra el congresista en la Corte Suprema de Justicia.

Los usuarios de las redes sociales, y más los personajes públicos, deben entender que su actuar en la web tiene y debe ser tan inteligente, respetuosa y pegada a la ley, como lo es en el diario vivir. El dejarse llevar por impulsos emocionales carentes de autocontrol es lo que ha originado, en varias oportunidades, que se tengan que asumir consecuencias indeseables, solo por teclear con ira, dolor o sentimientos de venganza, al sentirse ofendidos o vulnerados en el amplio espectro digital, donde millones de personas tienen los ojos las 24 horas del día.