Las hashtag de un país polarizado

18 de marzo del 2019

La polarización fue protagonista en las redes.

Las hashtag de un país polarizado

Aunque la marcha de este lunes 18 de marzo se planteó para que fuera en apoyo a la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, luego de las objeciones presentadas por el presidente Iván Duque para reformar la Ley Estatutaria que la reglamenta, lo cierto es que, como casi todo lo que tiene que ver con política en Colombia, es un tema que está notoriamente dividido.

Los marchantes, quienes apoyan la movilización y quienes la convocaron, dicen que su objetivo desde las calles del país es defender la paz, los acuerdos firmados entre el Estado y la antigua guerrilla de las Farc, porque ven en las objeciones de Duque varias amenazas a la implementación de los acuerdos firmados en el Teatro Colón, a la independencia de poderes y al Estado de Derecho.

En redes sociales la pugna estuvo entre dos hashtag que desde tempranas horas fueron tendencia: #YoMarchoPorLaPaz y en contraposición #YoNoMarchoPorVioladores.

Quienes están afín con las movilizaciones indican que los otros están en contra de tener un país en paz y quienes no apoyan la marcha usan sus redes para decir que la JEP y el proceso logrado con las Farc es y fue un sostén jurídico para que delincuentes, asesinos, violadores no paguen por los crímenes cometidos en el pasado y para que haya total impunidad.

Es claro que los colombianos quieren justicia. Es claro que los colombianos quieren que quienes cometieron crímenes de lesa humanidad paguen por esos delitos. Es claro que hay millones de colombianos que sufrieron en carne propia vejámenes y fueron víctimas directas de quienes hoy están en libertad, respaldadas con el acuerdo firmado por las Farc y el gobierno de Juan Manuel Santos. También es claro que en un acuerdo, y más en un acuerdo con personas al margen de la ley, no todo va a quedar saldado y no todas las víctimas van a quedar conformes con las decisiones en contra de sus victimarios.

La JEP es una posibilidad para entregar justicia a las víctimas y al país. Si hay que modificarla, como pretende hacer el actual Gobierno, según el Ejecutivo, para mejorarla y entregar un alta dosis de justicia, los colombianos, llámense senadores o representantes o magistrados o jueces o fiscales o el mismo Ejecutivo o quienes tengan injerencia deberían unirse y buscar los pro y los contra, los puntos en que se está de acuerdo y los que no para entregar una mecanismo que busque verdaderamente justicia.

Son los líderes políticos quienes, por asegurar votos que les den a la vez puestos y poder, polarizan a sus seguidores. Si trabajaran realmente por el bienestar colectivo, en vez de pelear unos con otros, se unirían como equipos para discutir sus diferencias y apoyar las buenas ideas en pro del pueblo.

El tema de la paz y de la justicia real debería unir al país; todos y cada uno de los colombianos, sin importar su color de camiseta política deberían buscarla y ayudar en su búsqueda. Las pasiones: políticas, deportivas, religiosas, etc., no son más importantes que el bienestar común.

Puede ser que ambos grupos polarizados tengan razón en algunas cosas que exponen pero si se sigue con la guerra, la polarización, el no escuchar y las ofensas hacia quien piensa diferente esta polarización entre ciudadanos nunca va tener fin.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO