Sin diablo no hay fiesta

Sin diablo no hay fiesta

11 de enero del 2019

El enojo y reclamo de los hinchas de América de Cali, por la supresión en su escudo de la tradicional figura de diablo con un tridente y una pelota en sus pies se hizo notar en redes sociales con el #ElDiabloNoSetoca, tendencia número uno por más de 16 horas, desde el momento en que se conoció la nueva camiseta.

Los directivos argumentaron que el cambio del tradicional distintivo “tiene un diseño ‘retro’ y que solo se usará por los próximos seis meses”, posiblemente como una respuesta a la indignación de muchos hinchas para quienes no hay justificación a suprimir lo que para ellos es la imagen de los”diablitos” como se conoce al equipo caleño.

Cuando nació el equipo no tenía al diablo en su escudo e indumentaria, según afirma Tulio Gómez, máximo accionista del club. El América ha tenido siete escudos diferentes y con variaciones de estrellas y años de fundación.

El rojo escarlata caracterizaba al equipo y a los jugadores y fue en los 30 cuando los comentaristas de fútbol de la época por sus gambetas y velocidad  señalaban que:”los jugadores corrían como diablos”. Desde entonces al onceno se le conoce  como los ‘diablos rojos’, pero no fue sino hasta los 40 que en el emblema apareció el diablo.

Además se conoció que jugadores como el  arquero argentino Julio Cesar Falcioni y el jugador Anthony de Ávila preferían jugar con una camiseta sin el diablo e incluso se lo tapaban con esparadrapo.

Las explicaciones no logran convencer a los hinchas: “El equipo vestirá una camiseta retro, con el primer escudo que tuvo el equipo, donde aparece una A que significa que el equipo nació en la A y en la A va estar siempre”, comentó Gómez, posiblemente como una forma de frenar la ola de críticas y polémicas tanto en Cali como en el resto del país.

Hay rumores sobre la imagen del diablo y una supuesta promesa de Gómez  hecha al Señor de los Milagros de Buga, en la que se habría comprometido a suprimir esta imagen del escudo para que le hiciera el ‘milagro’ de permanecer en la primera división y superar la mancha de los cinco años consecutivos en la segunda categoría del fútbol colombiano.

Gómez ha manifestado que sí es devoto del Señor de los Milagros y de la Virgen, pero que no está pagando ninguna promesa y que la religión no tuvo nada que ver en la decisión del diseño para el 2019 – I.

Otra de las críticas y los reclamos que hacen los seguidores del equipo de Cali es que con el diablo se han ganado varios campeonatos. Sin embargo, Gómez argumentó que de las 13 estrellas que tiene América, ocho se han hecho con un escudo sin el diablo.

La polémica continuará y los reclamos de los hinchas van a seguir y tal vez solo cesarán cuando el equipo vuelva a tener el diablo en su camiseta. Sectores de la opinión pública han manifestado que los seguidores no deben estar preocupados por este nuevo diseño sino por el equipo y los refuerzos.

Además de no ser causantes de más indices de violencia o amenazas hacia las directivas del equipo.

Para el segundo semestre de este año, las directivas del club abrirán una convocatoria para que los mismos hinchas diseñen el escudo del América y por medio de una encuesta definir el emblema que identificará al club por los próximos años. Como dice el dicho “Explicación no pedida, acusación manifiesta”.