El no de Human Rights Watch a la intervención militar

25 de febrero del 2019

Esto dijo el director de las Américas.

El no de Human Rights Watch a la intervención militar

cancilleria

La Cancillería de Colombia acoge, este 25 de febrero, a los representantes del Grupo de Lima que desde Bogotá abordarán distintos temas de relevancia internacional y, entre ellos, el más mediático, es la forma cómo se continuará con el cerco diplomático a Nicolás Maduro para que abandone el poder en Venezuela.

El presidente Iván Duque junto al canciller Carlos Holmes Trujillo recibieron a los cancilleres de los países miembros del Grupo de Lima, el presidente de Guatemala, Jimmy Morales; el vicepresidente de Brasil, Hamilton Mourão; y la vicepresidenta y canciller de Panamá, Isabel Saint Malo y, por Venezuela, el reconocido por varios gobiernos como presidente encargado de ese país, Juan Guaidó, también es protagonista de este encuentro.

Y aunque no hace parte del grupo, a la cita también asiste como invitado especial, el vicepresidente de los Estados Unidos de América, Mike Pence, quien antes de llegar al país manifestó que su presencia busca “expresar solidaridad con los líderes regionales para la libertad de Venezuela y contra Nicolás Maduro”.

Justo antes de iniciar la jornada y luego de un fin de semana en el que la situación del vecino país se tomó las agendas de los medios del mundo, primero con el concierto en la frontera y luego con el fallido intento de ingresar las ayudas humanitarias, que terminaron en disturbios en el puente Francisco de Paula Santander, el pronunciamiento de José Miguel Vivanco, director ejecutivo de la división de las Américas de Human Rights Watchhizo una contundente declaración desde Twitter.

“Ante la desbordada creatividad jurídica para intentar justificar una intervención militar en Venezuela, aclaro: No, en Venezuela no se aplican los convenios de Ginebra. Solo se aplican en conflictos armados, y en Venezuela afortunadamente no lo hay”, expresó en su cuenta personal.

Para el experto en Derechos Humanos, la intervención militar en Venezuela debe ser descartada porque “el derecho internacional no permite el uso de la fuerza en este caso. En particular, no se cumplen los requisitos jurídicos de la ‘responsabilidad de proteger'”.

Vivanco, además, criticó la postura de la Organización de Naciones Unidas, ya que el secretario general, António Guterres, no fue contundente al rechazar una posible opción militar en el vecino país ni tampoco la represión que ha ejercido Maduro en las marchas convocadas por la oposición. “Su pronunciamiento es tan ambiguo que pensé que se trataba del Papa Francisco”, sentenció el funcionario.

Estos duros cuestionamientos se dan en medio de una discusión sobre la opción más acertada para presionar la salida del poder de Nicolás Maduro, quien no reconoce a Guaidó como su sucesor interino, pese a que más de 50 naciones le dieron su aval. Además, en medio de las críticas porque la ayuda humanitaria que se envió a la frontera, y finalmente no pudo ingresar a Venezuela, no se concertó con organismos internacionales como la Cruz Roja.

Pero la posición de Vivanco también fue criticada por quienes consideran que en Venezuela sí se vive un conflicto y son necesarias las acciones bélicas para retornar a la democracia.

En horas de la tarde se conocerá la posición oficial del Grupo de Lima sobre los pasos a seguir para buscar derrocar a Maduro. Las inquietudes no paran y el temor por las consecuencias que pueda acarrear una intervención militar para Colombia crece.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO