‘Fake News’, ¿un fenómeno producto de la pereza mental?

‘Fake News’, ¿un fenómeno producto de la pereza mental?

13 de septiembre del 2018

Las ‘Fake News’ se convirtieron en un fenómeno que se implantó en las redes sociales con graves consecuencias. Los reportes de muertes falsas, de ataques terroristas, entre otros hechos, se esparcen sin control y son el pan de cada de día en los medios de comunicación que deben combatir estas informaciones para no caer en errores que obligan a realizar rectificaciones.

Lo ocurrido en Acatlán, México, es el más reciente ejemplo de la peligrosidad de las noticias falsas. Dos hombres fueron ‘linchados’ tras ser acusados de secuestradores de niños por tomar una cerveza cerca a un colegio. Una profesora los denunció ante la Policía y la comunidad, por suponer que podrían ser sospechosos de actos criminales con menores de edad, tomaron represalias contra ellos debido a que en los últimos días, en la localidad mexicana, se esparció un rumor sobre el rapto de infantes generando alarma entre los habitantes.

Los hombres inocentes, porque no tenían antecedentes judiciales y estaban en el lugar tomando un descanso tras un viaje con elementos de construcción, fueron vapuleados y luego incinerados en un acto de crueldad y brutalidad ejecutado bajo la mirada y la furia de cerca de 150 personas. Murieron por una mentira que corrió como pólvora por mensajes de Whatsapp y redes sociales. Incluso un Youtuber reconocido en la zona llamó a la gente a tomar la justicia por su mano e incitó a los presente a sacar a los sujetos de la prisión donde fueron recluidos, tras el llamado a las autoridades.

Tras el impacto mediático del hecho, la reflexión en el país azteca y en el mundo se da sobre por qué no se verificó la noticia, por qué los asesinaron sin al menos constatar su procedencia, si en realidad había alguna prueba de que fueran secuestradores y, peor aún, por qué las personas viralizaron cadenas en las redes sociales sin supervisar qué compartían y a quién.

“Este es un problema de pereza mental. Es un comportamiento en masa que muchas veces es una mala interpretación de la realidad. Los comportamientos para hacer justicia propia responden al sentimiento de que la justicia no opera”, afirmó a KienyKe.com Germán Gómez, sociólogo de la Universidad Nacional.

¿Mensajero o Mensaje?

Una de las características que tienen las ‘Fake News’ es que un mensaje viral llega a miles de personas pero, muchas veces, no se conoce cómo el mensaje llegó a las redes y medios de comunicación.

“El problema no el mensajero sino el mensaje. Las redes viralizan los contenidos y las personas consideran que todo lo que ven ahí es real. Debe crearse una rigurosidad para verificar qué se comparte y a quién”, puntualizó el experto.

Lo cierto es que los medios de comunicación y los consumidores mediáticos se enfrentan a un fenómeno que se ha salido de control y necesita ser regulado inmediatamente. Las campañas políticas, eventos deportivos y musicales son blanco de estos ataques que generan caos y desinformación.

Esto implica que las prensa y las personas mejoren su ojo crítico al momento de divulgar información. Verificar la verdad siempre será necesario para evitar que inocentes paguen por la irresponsabilidad de compartir contenidos que no corresponden a la realidad y luego retractarse por dar una ‘chiva’ que resultó ser falsa. Más grave aún, por cargar con el peso de haber contribuido con un hecho de violencia que acabó con la vida o la honra de alguien.