Los premios Mamerto de la Cabal

27 de febrero del 2018

¿A quién premiará la congresista?

Mamerto

“Un mamerto es sumamente irresponsable, medio vago. Juzga a todos los demás pero no permite que ese rasero le sea aplicado a sí mismo. Se contradice, es incoherente, le gusta lanzar señalamientos y acusaciones. Pero a la hora de hacer, no hace, no sabe hacer. Solo sabe criticar y juzgar”. Así define María Fernanda Cabal a los mamertos, ese tipo de persona que le causa tanto interés que incluso, llegó a crear los ‘Premios Mamerto’ para galardonar lo más selecto de este grupo.

Son seis categorías las que propone la representante a la Cámara para premiar a estos personajes. En entrevista en La W, la congresista expresó su visión frente a este tipo de perfiles que, según ella, pululan en la política nacional.

Cabal no es ajena al tema de los premios. De hecho, ya acumula en sus vitrinas algunos. El candidato al Senado y escritor, Gustavo Bolívar, ya había lanzado los ‘Premios Carroña’, otorgándole a la representante dos ‘buitres de oro’.

Entonces la congresista, tal vez cansada de recibir tanta estatuilla, creyó sensato, tal como lo hizo una vez Alfred Nobel, reconocer la destacada labor de otros. Pero no en cuanto a las ciencias o las humanidades, sino lo que ella llama “la mamertería”.

Dijo que el término “mamerto”, que se le atribuye al expresidente Dario Echandía, le causa una fascinación un poco obsesiva, tanto como la palabra “vago” (de hecho, afirma que ambos tienen cierta similitud). Su definición es poco clara, pero hizo un esfuerzo por dar una descripción exacta:

“El mamerto por lo general es de izquierda, socialista, busca señalar a alguien como pecador y fascista. Es greñudo, le gusta lo folclórico porque trata de aparentar que aprecia lo nacional, pero es mentira. Le gusta utilizar mochilas, mostrando una carreta de ser proclive a la cultura”.

Por medio de la página www.elmamerto.com las personas pueden nominar a los mamertos a seis categorías diferentes: pseudointelctual, de-generado, doble vida, escondido, internacional y premium.

“El pseudointelectual es el que habla bonito, usa referencias históricas. No es vago pero está confundido: le encantan las ideas socialistas pero es un perfecto capitalista. Justifica lo injustificable, como a Fidel Castro o el Che Guevara”. En esta categoría ubicó a figuras como Antanas Mockus y Sergio Fajardo, a quien describió como un “mamertazo de la social-bacanería”.

El mamerto de-generado, o de generación en generación, es el que “tiene al abuelo mamerto, los papás mamertos y no ha podido escapar de esa tradición, yo diría, una enfermedad”.

La tercera categoría, el mamerto de doble vida, es tal vez el que más le interesa a la congresista: “Le fascina hablar del proletariado y las reivindicaciones sociales, pero pide whisky sello azul. Se creen los grandes analistas que al final no explican nada”. Allí, dice, cabrían León Valencia, Ariel Ávila, Hollman Morris y Alfredo Molano.

Otro tipo es el mamerto escondido: “El que disfruta de las mieles de ser de la élite, dueños del estado, pero en el fondo son mamertos a ultranza, porque les sirve ser mamertos para que la izquierda se alíe con ellos”. Ella propone al presidente Juan Manuel Santos.

En cuanto al mamerto internacional, asegura que le fascina viajar. “Ahí -explica- caben todos los dueños de ONG’s que demandan al estado colombiano. Viajan a Ginebra, y les encanta los hoteles 5 estrellas. Viajan más que Trump”. Gerardo Vega y Piedad Córdoba fueron ejemplos que dio Cabal.

De todos los postulados se elegirá al mamerto premium, “el mamertazo del año lo eligen los que entren a la página”. Todavía no se conocen los nombres de los ganadores, pero se han recibido más de 8.000 nominaciones. Hasta ahora, los más postulados han sido Iván Cepeda, Gustavo Petro y Gustavo Bolívar.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO