Masacre de Tacueyó: Colombia con dolor de patria

30 de octubre del 2019

La masacre en Tacueyó alimentó la indignación.

Masacre de Tacueyó: Colombia con dolor de patria

Este miércoles 30 de octubre en Twitter se convirtió en tendencia el hashtag #NosDuele, con el que los colombianos mostraron su descontento frente a los asesinatos ocurridos contra líderes sociales, defensores de Derechos Humanos y excombatientes en proceso de reinserción.

El asesinato de cinco personas este 29 de octubre en Tacueyó, Cauca, entre quienes se encuentran la autoridad Neehwe’sx Cristina Bautista y el guardia indígena José Gerardo Soto, despertó la indignación de los colombianos pues la lista de muertos crece y aún no hay medidas efectivas para frenar estos hechos por parte del Estado.

Todos los asesinados en Tacueyó, por presuntas disidencias de las Farc, eran integrantes de la comunidad indígena Nasa.

El ataque hacia la comunidad fue informado por el Consejo Regional Indígena del Cauca -CRIC- en su cuenta de Facebook, quienes en el momento pedían ayuda para el traslado de otras personas heridas.

https://www.facebook.com/cric.colombia/posts/2014870645281977

https://twitter.com/ClaudiaLopez/status/1189515051713155073?s=20

Según el Ejército, el ataque a la guardia indígena se produjo cuando miembros del grupo armado buscaron rescatar a tres hombres de su organización, quienes habían sido capturados por la guardia indígena al verlo merodeando sus territorios y creer que pertenecían a algún grupo delincuencial, dejando además de los muertos, seis heridos.

Sal y limón en la herida

Los asesinados Dimar Torres, explosivista reinsertado de las Farc en Convención (Norte de Santander); Flower Jaír Trompeta, defensor de los Derechos Humanos en Corinto (Cauca); Wilson Parra, excombatiente de las Farc en Caquetá; Alexander Parra líder de reincorporación de exmilitantes de las Farc en Mesetas, Meta, son algunos de los nombres que integran la lista de los cientos de asesinados en Colombia en los últimos meses.

Tras una historia de violencia que suma más de 60 años, el colombiano normalizó la violencia como un factor presente en su diario vivir. Sin embargo, aún envueltos en medio de tanta rudeza y severidad en el día a día se deben sentir estas muertes, sobre todo cuando se sega la vida de los que luchan por sus comunidades y buscan defender a aquellas poblaciones alejadas que en la mayoría de ocasiones no cuentan con el amparo del Estado.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO