Fuga de Aída Merlano arroja por la ventana al Inpec

2 de octubre del 2019

Una vez más, las autoridades colombianas son burladas.

Fuga de Aída Merlano arroja por la ventana al Inpec

En Colombia la capacidad de asombro parece no tener fin.  En la tarde de este 1 de octubre la excongresista Aída Merlano se le fugó al INPEC, a plena luz del sol, descendiendo tres pisos  gracias a una cinta previamente amarrada a una mesa de un consultorio y después de caer del segundo piso, se dirigió tranquila hacia una moto en la que salió huyendo.

La cuenta de Twitter del INPEC confirmó la noticia y las circunstancias:

https://twitter.com/CristoBustos/status/1179145134732201984?s=20

¿Por qué estaba en un centro médico? ¿Por qué demoró varias horas en la consulta? ¿Por qué solo la acompañaba una guardia del Inpec? Las respuestas son indignantes. La propia entidad confirmó que la acusada y condenada a 15 años de prisión, por concierto para delinquir agravado y coautoría en corrupción al sufragante, estaba siendo atendida por un diseño de sonrisa.

Las primeras versiones de los testigos involucraban como cómplice a un supuesto trabajador de la aplicación de domicilios Rappi, por lo que las redes sociales explotaron en memes, siendo Merlano y su fuga tendencias en Twitter durante dos días seguidos.

“La interna, que se encuentra adscrita a la Reclusión de Mujeres de Bogotá, descendió por una soga desde el tercer piso del consultorio y ya cuando se encontraba afuera del Centro Médico, se subió en una moto que la estaba esperando la cual se da a la fuga”, dice el INPEC en un comunicado.

Los internautas han usado las redes sociales para expresar su opinión ante lo que consideran un “descaro” por parte de las autoridades que la custodiaban. La indignación de los colombianos es evidente, ante un hecho que ocurre apenas unas semanas antes de las elecciones regionales en el país.

Algunos usuarios se preguntan por lo ocurrido, intentan buscar una explicación y otros se cuestionan por los responsables de la huida, pues hay quienes aseguran que existen poderes políticos y económicos detrás de la fuga, que claramente demuestra la capacidad delictiva de la excongresista.

A todo lo anterior se suma el hecho de que las citas médicas están restringidas para los presos a situaciones que realmente lo ameriten y un diseño de sonrisa no es precisamente una necesidad vital, también a que mucho detenidos en el país han muerto por falta de atención médica básica en el interior de las cárceles.

Colombia es el país de lo absurdo. Siguen ocurriendo hechos que superan nuestras propias expectativas, mientras que cada burla a la justicia es orquestada por la corrupción y llevada a cabo por personas de dudable reputación, quienes llegan a los cargos públicos del país para servir a oscuros poderes y cuando son descubiertos huyen demostrando su talante de delincuentes.

Lo de Jesús Santrich, Gustavo Moreno el fiscal anticorrupción que resultó ser el más corrupto y ahora la fuga de Aída Merlano dan para una serie de Netflix que se titule “Historias increíbles made in Colombia”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO