¿Qué hubo detrás de la cancelación del debate presidencial en Señal Colombia?

22 de mayo del 2014

No habrían sido solo razones logísticas.

Oscar Ivan Zuluaga, Juan Manuel Santos, Marta Lucia Ramirez, Enrique Peñalosa, Clara Lopez

En la tarde del miércoles, un comunicado de prensa emitido por la Misión de Observación Electoral (MOE) informaba que el debate presidencial programado para esa misma noche había sido cancelado “por motivos logísticos y requerimientos técnicos por parte de RTVC”.

El miércoles iba a tener lugar el primer gran encuentro de los cinco candidatos a la presidencia de la República, que sería transmitido por la televisión pública -Señal Colombia y canales regionales- entre 7:30 y 8:30 de la noche. Pero hacia las 3:45 de la tarde, una carta de RTVC informaba que debido a un trámite tardío, no estaban “listos con los requerimientos solicitados el día de hoy para esta misma noche” y así poder realizar el debate. RTVC pidió entonces aplazar la cita.

KienyKe.com conoció que el aparente punto de discordia fue una carta, aunque ésta no fue más que un ‘detonante’ tras una serie de incomodidades que rodearon la planeación del debate.

Hace más de dos semanas se empezaron a realizar reuniones logísticas con delegados de las campañas para planear el gran debate. A las primeras citas asistieron representantes de Clara López, Marta Lucía Ramírez, Enrique Peñalosa y Óscar Iván Zuluaga. No fueron voceros de la Unidad Nacional, que representa a la reelección de Juan Manuel Santos.

Según supo este medio digital por versiones de voceros de campañas que participaron en esas reuniones, cuando finalmente aparecieron los representantes de la campaña Santos pidieron mover la fecha del debate del miércoles 21 al sábado 24 de mayo, algo que el resto de candidatos rechazó porque ya habían pactado las reglas del primer encuentro.

Logrado un acuerdo con la campaña reeleccionista, todos se dedicaron a planear, con RTVC y la MOE, la realización logística del encuentro: Metodología, escenografía, producción técnica, manejo periodístico, etc.  Los candidatos estaban convencidos, hasta la semana pasada, de que todo estaba listo.

Los hechos de los días recientes en la campaña Zuluaga, hicieron que se pensara en cancelar la asistencia del candidato al debate. Finalmente lograron convencerlo de asistir. Los candidatos debían cumplir con el formalismo de enviar una carta a Señal Colombia solicitando el espacio para el debate. Las dudas y final aceptación de Zuluaga hicieron que esa carta llegara a RTVC el mismo miércoles del debate a las 9 de la mañana.

Señal Colombia dijo, entonces, que el debate se cancelaba por el corto término de la carta, cuando, en realidad, su planeación logística se había iniciado dos semanas atrás. Para las campañas de López, Ramírez, Peñalosa y Zuluaga, la extraña cancelación no tuvo justificación real logística como explicó la televisión pública, sino una motivación política que favorecía a la petición de la campaña oficialista para que el debate no se hiciera el miércoles. Lo curioso del caso es que el ‘papayazo’ lo dio la oposición uribista, por demorarse en firmar la carta de solicitud del debate.

“Los requerimientos técnicos y logísticos tienen un fuerte olor a una excusa, y es mal olor por el hecho de que eso coincida con los intereses de la campaña a la reelección”, dijo Alberto Cienfuegos, jefe de debate político de la candidata Clara López, quien aseguró que las solicitudes de infraestructura se habían hecho con suficiente tiempo de antelación y parecían ya estar resueltas.

Hay una posibilidad de que el debate por la televisión pública se reprograme para este sábado, en vísperas de elecciones. Falta ver si ahora las cuatro candidaturas opositoras aceptan esta nueva invitación.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO