Los días difíciles de David Ospina

2 de septiembre del 2018

Muchos se preguntan: ¿Se trata de una mala racha que recae en el trabajo en equipo o desempeño individual? Al menos, esa es la pregunta que ronda en las redes sociales de los fanáticos de la Serie A de Italia por el, hasta ahora, aceptable desempeño de David Ospina.  El Napoli, su nuevo hogar lo […]

David Ospina

Muchos se preguntan: ¿Se trata de una mala racha que recae en el trabajo en equipo o desempeño individual? Al menos, esa es la pregunta que ronda en las redes sociales de los fanáticos de la Serie A de Italia por el, hasta ahora, aceptable desempeño de David Ospina.

El Napoli, su nuevo hogar lo recibió con gran expectativa. Medios locales reportaron la llegada del colombiano como una salvación para el equipo en manos de Carlo Ancelotti.

De los tres partidos que ha disputado el equipo en la liga y con el antioqueño como defensor de los tres palos, en dos de esos tres partidos, recibió hasta esta tercera fecha un total de cinco goles en contra, estadística que, a pesar de haber ganado dos de tres encuentros, deja mal parado al portero de la Selección Colombia.

En su debut contra el AC Milan no reaccionó de manera oportuna al contraataque del conjunto rojinegro, pero la delantera del estratégico Napoli logró remontar para finalizar 3 – 2 y llevarse los tres anhelados puntos. Ese fue el inicio de una hinchada que se marchó en duda y en descontento con el desempeño del colombiano.

Ahora en su segundo juego ante la Sampdoria, en el que cayó 3 – 0, las cosas empeoraron. El partido se resumió en tres disparos, tres goles. Y si se suma con las estadísticas del partido anterior son cinco disparos directos y cinco goles.

Es aquí cuando entran los mexicanos que se abalanzaron sobre su cuenta de Twitter y se preguntaron cómo es que un jugador como David le arrebató el puesto a Guillermo Ochoa, un portero que tuvo un desempeño sobresaliente en el Mundial de Rusia 2018.

Pero las cosas no paran ahí pues Fabio Quagliarella, de 35 años y quien anotó el tercer gol de la Sampdoria aseguró, hasta ahora, un tanto ideal para el premio Puskas de fin de año.

Su puesto en la Selección Colombia también se empieza a ver perjudicado no solo por su desempeño en Italia, también por su actuación en Rusia donde a pesar de atajar un disparo contra Inglaterra en tanda de penales, tuvo varios errores de comunicación con la escuadra.

Ahora bien, Ospina debe tener dos importantes metas a mediano plazo mientras reside en Nápoles: mejorar la comunicación con sus compañeros de equipo y extender su vocabulario en el idioma es la primera de ellas.

La segunda, dejar el arco en ceros en el próximo juego ante la Fiorentina como local, no solo para asegurar tres puntos en la tabla, también para silenciar las críticas de la prensa, levantar su seguridad en la cancha y convencer a Ancelotti de que debe tener continuidad como titular de cara a la Champions League. Esto no será tarea fácil.

Por ahora solo resta que el guardameta se desplace a Estados Unidos y reunirse con el cuadro colombiano para preparar lo que son los encuentros amistosos del 7 y 11 de septiembre frente a Venezuela y Argentina.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO