Comisión de la verdad: ¿quién velará por la información?

Comisión de la verdad: ¿quién velará por la información?

11 de julio del 2018

La solicitud de información de las Fuerzas Armadas de Colombia desde 1953 que hizo el presidente de la Comisión de la Verdad, Francisco José de Roux, al ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, generó revuelo en el gremio militar y por supuesto en las redes sociales.

Líderes de opinión, entidades y gran parte de la población colombiana se dieron a la tarea de comentar y debatir sobre las seis páginas expuestas por el sacerdote jesuita.

Uno de los primeros líderes de opinión en pronunciarse respecto a la “actitud cuestionable” de esta información reservada fue Luis Carlos Vélez, el antiguo miembro de la casa Caracol Radio y hoy director de la FM, quien aseveró que esta situación se trataba de una filtración de información y que por ende no habría seguridad en la custodia del material pedido por la Comisión.

Carlos Iragorri, corresponsal en Washingon para varios medios nacionales, sostuvo la misma postura que su colega Vélez.

Por otra parte, Roux manifestó que con lo comunicado no busca hacer pública la información, y por el contrario asegura que se mantendrá en reserva, lo que preocupa a sectores de militares en retiro, para esclarecer la verdad sobre lo sucedido en los más de 50 años de guerra que ha vivido el país; quiénes son los verdaderos responsables, cómo ejecutaron sus acciones y en qué momento ocurrieron los hechos, pues esta es la misión y objetivo principal de la Comisión.

De igual manera, hay quienes se pronunciaron respecto al orden de cómo se debieron ejecutar la acciones. Una de esas personas fue Claudia Bustamante, simpatizante del Centro Democrático, que aseguró que en primera instancia el proceso debió empezar por pedirle las rutas de narcotráfico a las Farc.

A raíz de los diferentes pronunciamientos, desde la Casa de Nariño expresaron que el presidente Juan Manuel Santos envió la orden al Ministerio de Defensa de responder afirmativamente a la carta enviada por la entidad solicitante.

“La Comisión de la Verdad no es una comisión jurídica, nosotros no establecemos responsabilidades personales, nosotros no podemos juzgar sobre personas. Tenemos la obligación de lograr una comprensión muy compleja de lo que nos pasó en el conflicto”, declaró el padre Francisco a medios locales.

En el escrito, asegura que por ley deben brindar dicha información con la garantía de que no se filtrará ni publicará y será utilizada para la elaboración de informes de la entidad, pues solo se sabe que piden una cosa: la verdad.

Sin embargo, las preguntas expuestas por los comunicadores dejan abierta una incógnita: ¿Quiénes se encargarán de velar porque la información se mantenga en reserva? ¿Qué garantiza el adecuado uso de todo el material?