La ventana televisiva del Senado

Shutterstock

La ventana televisiva del Senado

22 de octubre del 2017

Del Noticiero del Senado poco se habla. De hecho, muchos se expresan del mencionado programa como un espacio “aburrido” y con un material “difícil de digerir”. Pese a esto, su rating dice lo contrario y hoy por hoy tiene un nivel de audiencia para nada despreciable en el Prime Time de su emisión principal de los jueves.

El Noticiero del Senado es un espacio institucional en la televisión nacional que ejerce como una de las ventanas del Senado para mostrar las actividad legislativa y de control político que impulsan los congresistas. Históricamente su línea editorial y administrativa siempre estuvo ligada a quien fungiera en la mesa directiva de la corporación; es por ello que anualmente cambiaban logo, colores, director, periodistas, presentadores, piezas visuales propias de la televisión y hasta el nombre del mismo informativo. Es decir, funcionaba como pantalla de propaganda a la gestión de la presidencia y vicepresidencias del respectivo periodo legislativo y hasta de puestos a las cuotas burocráticas de los congresistas.

Sin embargo, en los últimos cinco años la historia empezó a tomar otro rumbo. El interés por entregar a los televidentes un producto de mejor calidad se convirtió en un propósito y los resultados han sido evidentes. En general el equipo periodístico y de producción se sostiene, lo que supone una independencia entre la contratación y la mesa directiva de turno. La identidad visual también se ha mantenido con una idea de ser más competitivos, es decir, que los televidentes no ‘sientan’ mucha diferencia entre el noticiero del senado y el de Caracol, que es donde tiene su emisión original los jueves.

También se han sumado esfuerzos para lograr ser un espacio neutral con la publicación de todas las posturas representadas en el Senado sin distingo de partido político; ha pretendido captar nueva audiencia y buscar un mayor acercamiento a la ciudadanía con el abordaje de temas coyunturales y sociales, tal cual como lo hacen los demás informativos de canales comerciales.

Todo este cambio ha generado diferentes impactos; por ejemplo, que periodistas de diversos medios de comunicación deriven de allí algunos de los temas de sus agendas informativas.

La emisión del noticiero del Senado está garantizada por la Ley 5 de 1993 en su Artículo 88, que establece el “acceso gratuito a las Cámaras Legislativas al servicio de televisión abierta y para ello deberá poner a disposición de las Cámaras sendos espacios semanales de treinta (30) minutos en horas de máxima audiencia o triple A, que se transmitirán en los canales comerciales mixtos y privados de cobertura nacional, regional y local, con el objeto de informar a la Nación sobre las actividades desarrolladas por el Congreso y sus miembros”. Por este motivo, la transmisión del Noticiero del Senado es una obligación legal de los canales de señal abierta en el país. 

Es difícil creer que el rating del mencionado noticiero figure entre los programas más vistos de la televisión colombiana. Para tener una idea, el pasado jueves 19 de octubre se posicionó en el quinto lugar con 6,5 puntos de rating, siendo superado solo por los programas de Caracol Tv: Tarde lo conocí, A otro nivel, La Nocturna y Noticias Caracol de las 7:00 p.m.

Debajo del Noticiero del Senado aparecen: Protagonistas, el programa más visto del Canal RCN; seguido de La luz de mis ojos, Hermanos y hermanas y Noticias RCN de las 7:00 p.m. Su enfrentado natural, el Informativo de la Cámara, que se trasmite ese mismo día a la misma hora, pero en el Canal RCN, registró 3,8 puntos de rating.

Hay que revisar el histórico de audiencias de los últimos años para constatar que no es un asunto casual. Y aunque todos los esfuerzos descritos han ayudado a sus resultados, también es cierto que la suerte del noticiero del senado se debe al nivel de audiencia que goza el Canal Caracol.