El río no da más espera

4 de octubre del 2017

Los habitantes de la rivera del afluente esperan futuro social y económico con este megaproyecto.

El río no da más espera

El anuncio de una nueva era para el contaminado río Bogotá por parte del alcalde Enrique Peñalosa, dio material para quienes apoyan su visión de ciudad y también para sus detractores.

El margen que críticos le dan a Peñalosa es poco; le cobran cualquier comentario que en criterio de algunos es futurista y esperanzador para la ciudad y sus habitantes.

Y aunque Peñalosa se ha defendido en otras oportunidades diciendo que no sabe hablar pero sí ejecutar; ataques a través del “campo de batalla” en el que se han convertido las redes sociales, que le dan poca credibilidad al megaproyecto de la actual administración, la única que le ha puesto el pecho al tema del río capitalino y todo lo que implica la iniciativa.

Lo cierto es que el plan financiero ya está. Se invertirán 4.5 billones de pesos. Estos recursos, que saldrán de la Gobernación de Cundinamarca, la CAR y la misma Alcaldía, se articularán en el propósito de hacer del río Bogotá un afluente que en lugar de ser una vergüenza para la ciudad, sea un atractivo y una carta para el “yo no hablo, yo ejecuto”.

Esta es una obra que Bogotá y Cundinamarca, que comparten las riveras, necesitan con urgencia. Según Peñalosa, y se queda corto en la cifra, más de 1.2 millones de personas tendrán la oportunidad de vivir, trabajar y hacer deporte al rededor del río.

Aunque el proyecto de limpieza del río sería una realidad total en 30 años, desde ya los habitantes cercanos a las laderas del afluente tienen la esperanza de que el río Bogotá llegue a convertirse en vía para el futuro social y económico de sus entornos.

El Procurador General de la Nación aseguró recientemente que el ente de control estará encima de la contratación y los respectivos avances de la obra; garantía para que el proyecto fluya, pero es la ciudadanía misma la que debe estar al pendiente de que la iniciativa no se diluya.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO