Sigue vivo el mico en proyecto que habilita la minería en páramos

2 de mayo del 2015

El Plan Nacional de Desarrollo está a un solo debate de ser aprobado.

Aunque varios congresistas se habían comprometido a eliminar del proyecto del Plan Nacional de Desarrollo el artículo 159 que contempla mantener las licencias para que industrias mineras siguieran explotando en los páramos, éste pasó tal cual venía en el texto original de la ponencia.

De esta manera, la iniciativa con el orangután a bordo pasó a su tercer y último debate a la plenaria del Senado, luego de ser votado en la plenaria de la Cámara de Representantes y las comisiones conjuntas terceras y cuartas.

El artículo del Plan Nacional de Desarrollo dice: “Al interior del área delimitada como páramo, las actividades para la exploración y explotación de recursos naturales no renovables que cuenten con contrato y licencia ambiental (…) podrán seguir ejecutándose hasta su terminación”.

Como si estuviera previendo lo que iba a pasar en el Congreso, el Consejo de Estado a mediados del mes de marzo hizo un pronunciamiento a través de su sala de Consulta, en la que expuso:

“Si los contratos celebrados antes de la Ley 1382 del 2010 ponen en riesgo los ecosistemas de páramo, no podrán seguir ejecutándose y deberá darse prevalencia al interés general de protección del medio ambiente sobre los intereses particulares del concesionario minero. Estos casos deben ser analizados para determinar si son necesarios los acuerdos de compensación económica, para evitar reclamaciones judiciales”, dice el concepto.

Sin embargo, y sin importar que el máximo tribunal de lo Contencioso Administrativo ya en varias oportunidades ha hecho la misma advertencia, los congresistas decidieron hacerse los de la vista gorda y votar sin siquiera hacer observaciones al respecto.

De igual manera, quedó incluido en el texto aprobado en el segundo debate del Plan Nacional de Desarrollo el artículo en el que el Gobierno pretende modificar la cuota de pantalla, que es el porcentaje de participación de producciones extranjeras en la parrilla de los canales nacionales.

La iniciativa contempla que los enlatados gringos y novelones mexicanos tengan una participación del cincuenta por ciento los fines de semana, por lo que sábados, domingos y festivos los canales tienen que dar igual de participación tanto a las producciones nacionales como las provenientes del exterior, en detrimento, tal como lo han advertido expertos en el tema, de la producción de series y novelas nacionales, pues estas producciones son más caras que las internacionales.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO