Tráquea de plástico salva a un bebé

23 de mayo del 2013

El órgano artificial se imprimió con tecnología 3D.

Kaiba Gionfriddo, kienyke

Un bebé de Ohio padecía de un defecto congénito en un bronquio que impedía que su tráquea funcionara bien, lo que lo afectaba a la hora de respirar. Médicos en Michigan vieron la oportunidad para implantar su primera tráquea artificial hecha de partículas de plástico, en Kaiba Gionfriddo cuando tenía 3 meses de nacido, hoy luego de año y medio, Kaiba se ha salvado. La tráquea artificial, que se imprimió con tecnología 3D, se desintegrará en 3 años mientras el verdadero tejido del órgano del bebé se restaura.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO