Choque con la prensa empaña “celebración” de Trump

7 de noviembre del 2018

Este miércoles, con los resultados de las elecciones legislativas estadounidenses todavía frescos, el presidente de la potencia norteamericana, Donald Trump, ofreció una rueda de prensa. En ella todos esperaban que hablara sobre lo ocurrido, el triunfo republicano en el Senado pero también la derrota sufrida en una Cámara de Representantes que volvió a manos demócratas. […]

Choque con la prensa empaña “celebración” de Trump

Este miércoles, con los resultados de las elecciones legislativas estadounidenses todavía frescos, el presidente de la potencia norteamericana, Donald Trump, ofreció una rueda de prensa. En ella todos esperaban que hablara sobre lo ocurrido, el triunfo republicano en el Senado pero también la derrota sufrida en una Cámara de Representantes que volvió a manos demócratas. No obstante, otra situación fue la que llamó la atención.

En un hecho ya usual para los estadounidenses, el presidente se enfrentó de nuevo con periodistas de medios críticos y liberales, mientras ellos intentaban acorralarlo con preguntas incómodas. El principal de ellos, Jim Acosta, corresponsal en la Casa Blanca de la cadena CNN. Este le preguntó a Trump si no estaba satanizando a los migrantes de la caravana centroamericana al calificarlos de criminales.

“No los estoy satanizando, quiero que vengan al país, pero eso debe ser legal y después de un proceso (migratorio). Nosotros necesitamos esa gente ¿sabes por qué? porque hay cientos de compañías entrando al país, necesitamos a la gente”, dijo en un primer momento.

No obstante, Acosta contrapunteó: “Su campaña tenía una propaganda mostrando migrantes escalando paredes, mientras ellos no van a hacer eso”.

“Las imágenes son verdad. ¿O acaso cree que eran actores? No venían de Hollywood. Eso pasó incluso hace algunos días”, respondió Trump. Acosta afirmó “pero están a cientos de kilómetros de distancia (de EE. UU.), no es una invasión”.

“Francamente, deberías dejarme gobernar el país. Tú diriges CNN y, si lo hicieras bien, tu audiencia sería mucho mayor”, espetó Trump intentando dar lugar a la pregunta de otro periodista.

Acosta se negó a dar paso a otro colega y le insistió sobre temas polémicos. Trump intentaba callarlo y ordenó a su equipo de prensa a que le quitaran el micrófono al comunicador. Una mujer intentó cumplir por la fuerza con esa orden, pero sin éxito. “Señor presidente, ¿está preocupado de que le puedan venir imputaciones por el caso ruso?”, preguntó.

“No estoy preocupado porque eso es una farsa, ¡es suficiente!”, contestó el magnate. “Apaguen el microfono”, ordenó de nuevo. Esta vez la encargada de prensa logró quitárselo al periodista Acosta. Otros colegas intentaron seguir con sus preguntas. No obstante, ahí no terminó todo.

“CNN debería estar avergonzado de sí misma teniendo a alguien como tú trabajando para ellos. Eres una persona grocera y terrible. La forma en que tratas a Sarah Huckabee (jefa de prensa de la Casa Blanca) es horrible. No deberías tratar a la gente de esa forma. Cuando reportan noticias falsas como lo hace CNN, ustedes son los enemigos de la gente”, afirmó.

El enfrentamiento continuó con otros periodistas críticos salieron en defensa de Acosta. La estrategia de Trump fue no responder las preguntas de quienes cuestionaron sus políticas o cambiar de entrevistador. Llegó incluso durante la comparencia a afirmar que “la prensa es muy hostil” con él y su gobierno.

Se trata de otro episodio del enfrentamiento entre Trump y la prensa, asunto que distintos analistas califican como un ataque a las libertades esenciales de la democracia estadounidense y un riesgo sobre los periodistas.

De hecho, el pasado 24 de octubre fue interceptado un paquete bomba dirigido contra la sede en Nueva York de Time Warner (propietaria de CNN), y otro el 29 de octubre contra el centro internacional de noticias de la cadena en Atlanta, en medio de la oleada de ataques frustrados contra líderes demócratas y medios de comunicación críticos del magnate. En un comunicado, la cadena culpó al mandatario por su discurso contra los periodistas.

“Existe una falta total y completa de comprensión en la Casa Blanca sobre la gravedad de sus continuos ataques a los medios de comunicación. El presidente, y especialmente la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, deben entender que sus palabras importan. Hasta ahora, no han mostrado ninguna comprensión de eso”, afirmó Jeff Zucker, presidente de CNN, en dicho comunicado.

De hecho, no es el primer enfrentamiento en directo entre Trump y periodistas de medios que se consideran liberales en EE. UU. Desde la primera rueda de prensa en la Casa Blanca, Trump llamó grocero al corresponsal Jim Acosta y responsabilizó a CNN por las denominadas “fake news” (noticias falsas). “No seas maleducado; ustedes son fake news”, le dijo el 12 de enero de 2017.

Desde entonces no han parado ni las alusiones a los medios liberales como responsables de “mentiras” y “noticias falsas”, tanto como los choques en ruedas de prensa con distintos periodistas. Pero con lo ocurrido este miércoles, queda claro que el enfrentamiento del presidente de Estados Unidos con los medios está lejos de terminar.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO