¿Habrá segundo café?

¿Habrá segundo café?

26 de marzo del 2018

Humberto De la Calle fue quien invitó a Sergio Fajardo al café. El hombre que logró sacar adelante el acuerdo de paz con las Farc abrió la puerta para una alianza con el candidato de la Coalisión Colombia, que muchos dan por firmada. A algunos les llama la atención, a otros no.

Lo cierto es que el café se dio en la tarde de este lunes en la oficina privada de De la Calle y duró mas de tres horas. Al final, los dos dieron declaraciones a los periodistas y revelaron que en la reunión sostenida, donde hablaron con amabilidad y gusto, establecieron que si las condiciones se dan, unirán sus esfuerzos políticos y que lo harán a través de una consulta interpartidista.

Fajardo fue el primero en tomar el micrófono y en una corta intervención afirmó que luego de revisar sus campañas y la mirada que tienen del país llegaron a dos conclusiones fundamentales: que tienen profundas coincidencias éticas y políticas, y la convicción de que lo que ellos representan es lo que necesita el país en el marco de la actual polarización.

De la Calle, que fue un poco más extenso, explicó que antes de pensar en cómo unirían fuerzas, él debe resolver dos circunstancias importantes que podrían obstaculizar la posible alianza con Fajardo.

“En mi caso, por haber participado en una consulta popular del liberalismo hay una discusión de carácter jurídico. Yo estoy tranquilo y creo que puedo ir a una consulta interpartidista con Sergio Fajardo”.

Para darle respuesta al tema, ya que algunos expertos dicen que De la Calle no puede participar en esta alianza, so pena de incurrir en faltas graves, el candidato liberal presentará este martes una consulta al Consejo Nacional Electoral para que le resuelvan su probable incapacidad de hacer la alianza.

El otro tema que De la Calle tiene que resolver es el aval de su partido para unirse con Fajardo. Pero él dice que lo resuelve con el director del liberalismo, Cesar Gaviria, ya que el Congreso Liberal señaló que los candidatos del partido podrían ser sometidos a consulta para escoger al candidato oficial y que la decisión está en él como candidato y en Gaviria como jefe de la colectividad.

Resolver esos dos puntos es el cimiento para para construir la posible alianza y hasta que esto no esté claro, no se hablará más del tema.

La unión Fajardo/De la Calle puede cambiar el panorama de los candidatos que van punteando en las diferentes encuestas -Iván Duque y Gustavo Petro- porque según sondeos que se han realizado en redes sociales, esta sería una alianza interesante para los electores que no han definido a quién entregar el voto.

La voz de expertos

El artículo 7 de la Ley de partidos políticos (1475 de 2011) que regula los procesos electorales, establece que el resultado de las consultas populares es de obligatorio cumplimiento. Así las cosas De la Calle, Iván Duque y Gustavo Petro tendrían que ir, obligatoriamente, a primera vuelta. Una lectura de esta ley indicaría que de quererse sumar a otras campañas podrían ser sancionados.

Textualmente esta ley dice que “en caso de incumplimiento de los resultados de las consultas o en caso de renuncia del candidato, los partidos, movimientos y/o candidatos, deberán reintegrar proporcionalmente los gastos en que hubiere incurrido la organización electoral”. Si se aplica la norma, Humberto de la Calle tendría que devolverle al Estado los casi 40 mil millones de pesos que costó la consulta liberal el pasado 19 de noviembre de 2018.

El abogado constitucionalista Kenneth Burbano, director del observatorio constitucional de la Universidad Libre, le explicó a Kienyke.com que basándose en la ley, si De la Calle decide no ir a primera vuelta estaría defraudando al elector y lo explicó así: “Sí se hace una consulta, los electores deciden quién va a ir a representarlos y si esta persona no lo hace, es como si estuviese faltando a la confianza del elector”.

Burbano también dice que para hacer ese tipo de coalición, Fajardo tendría que renunciar a su candidatura y unirse a De la Calle, pero si es al contrario el partido liberal tendría que devolver los dineros que se gastaron porque la finalidad de la consulta es que De la Calle se presente y vaya hasta el final.

Según el experto, si De la Calle no va a primera vuelta se estaría generando un detrimento patrimonial porque los dineros del Estado no se utilizaron con la finalidad destina.

Según el artículo 7 de la Ley 1475, De la Calle tiene obligatoriedad de cumplir con los resultados, porque las consultas son obligatorias. Además no puede inscribirse a una segunda consulta (si se hiciera) pues la norma lo inhabilita, explica el abogado.

El incumplimiento de la norma tiene dos consecuencias: la primera una inhabilidad para De la Calle y la segunda un castigo monetario para el partido Liberal.

Conclusión: el tiempo corre mientras los candidatos resuelven los compromisos adquiridos con sus colectividades y el electorado. El próximo café, si se dá, debe ser pronto.