Un homenaje a Santa Marta

28 de julio del 2015

Bien puede llamarse la venta de oro de Colombia.

Este 29 de julio la capital de Magdalena, Santa Marta, cumple 490 años. Está a diez de sus 500 años. Con motivo del cumpleaños de tan importante ciudad, KienyKe.com publico este homenaje escrito por Amylkar Acosta, columnista del medio y Director ejecutivo de la Federación Nacional de Departamentos.

Santa Marta: pujante y progresista

Si Barranquilla fue considerada en su momento estelar, que ahora vuelve, como La puerta de oro de Colombia, la Santa Marta de hoy puede catalogarse como La venta de oro, con vista hacia el Caribe inmenso. Santa Marta es la tercera urbe en importancia en el Caribe colombiano, después de Barranquilla y Cartagena y conforma con estas una triada, caracterizada por el mayor dinamismo económico a nivel regional en el país. A ello ha contribuido la creciente relocalización de empresas, atraídas por los vientos de la apertura comercial. La febricitante actividad constructora de bloques y conjuntos residenciales, de hoteles, de avenidas y la modernización de sus puertos dan buena cuenta de ello. En materia de puertos tiene a su haber contar con el único Puerto por fuera de Europa que se ha hecho acreedor a la certificación ambiental ECOPORTS, otorgado por la Asociación Americana de Autoridades Portuarias (AAPA) al reputado Terminal marítimo de Santa Marta, tanto por su desempeño en materia ambiental como por su responsabilidad social empresarial.

Hay dos factores que conspiran contra esta dinámica, la deficiencia en la prestación del servicio de energía y la escasez de agua potable, los cuales de no superarse pueden frenar el crecimiento de la economía y deteriorar la calidad de vida de sus habitantes. El propio Presidente Santos ha anunciado que se le dará celeridad a la ejecución de las obras anunciadas por el Ministro de Minas y Energía, porque son inaplazables para ganar en confiabilidad y firmeza. En cuanto a la solución de la problemática del agua potable es menester, a nuestro juicio, dejar de pensar en soluciones locales para pensar en una solución desde la perspectiva de ciudad-región.

En la propia Constitución expedida en 1991, de manera excepcional y con sobrados méritos, se consagró a Santa Marta como Distrito Turístico,  Cultural e histórico, que junto con Cartagena y más recientemente Riohacha, integran un circuito que está llamado a convertirse en el principal destino turístico del país. Los vestigios de la Colonia en Cartagena, y el embrujo encantador de Macondo, cuyo meridiano pasa por Santa Marta y Riohacha son un portento inigualable y un polo de atracción de propios y extraños irresistible.

Santa Marta es un verdadero emporio turístico, histórico y cultural, cuyo mayor atractivo indudablemente es la Quinta de San Pedro Alejandrino, allí en donde el Libertador Simón Bolívar terminó recalando, ya en sus últimos estertores, después de su penoso viaje por el Río Magdalena, descrito magistralmente por nuestro laureado García Márquez. Allí está el Altar de la Patria. Y también cuenta con sitios tan emblemáticos como la Catedral Basílica de Santa Marta, la primera en erigirse en Latinoamérica, el Claustro San Juan Neponuceno, la Casa de la Aduana, el Claustro San Juan de Dios, la Casa de Madame Agustine. A ello añadámosle El Acuario, al que le consagró su vida el extinto Capitán Ospina Navia, el Museo del Mar, el Museo etnográfico de la Universidad del Magdalena, el Museo Bolivariano de Arte contemporáneo y el Museo antropológico y etnológico. Ah y el Museo del Oro Tayrona, único en su especie!

Este 29 de julio Santa Marta está a sólo 10 años de conmemorar los 500 años de su fundación por el adelantado Rodrigo Bastidas, que hace de esta bella Villa, además de ser La Perla de América, la ciudad más antigua de Sudamérica. Enclavada como está entre la Sierra Nevada que lleva su mismo nombre, declarada como Reserva de la Biósfera por la UNESCO y el Mar caribe,  este la premió con la Bahía más bella de cuantas es dable apreciar.

Esta Santa Marta futurista se apresta a celebrar los XVIII Juegos Bolivarianos en 2017, al ser aclamada  como Sede de los mismos, para lo cual se avanza en las obras de la Villa Deportiva Bolivariana, que le significará a Santa Marta contar con más y mejores escenarios deportivos, entre ellos el nuevo Estadio de fútbol Eduardo Santos. Y bien merecido lo tiene Santa Marta, pues se ha convertido en la gran cantera de futbolistas de talla mundial, como el inolvidable Pibe Valderrama, Anthony de Ávila, y Radamel Falcao García, que tantas glorias le han dado a Colombia.

Y hablando de figuras estelares, que le han dado lustre a Santa Marta y a Colombia es inescapable el nombre de Carlos Vives, galardonado repetidamente con el Grammy Latino, quien se pasea con los pases y paseos de su música, que es la nuestra, por el mundo entero. Él ha contribuido como el que más a la glocalización de nuestra música vernácula y cómo no reconocerlo en una efemérides como ésta en la que además  de resaltar el empuje, la proyección y consolidación de Santa Marta como ciudad, es preciso exaltar también sus valores y sus más caracterizados exponentes.

Director ejecutivo de la Federación Nacional de Departamentos

www.fnd.org.co

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO