Un hotel para fumadores en Cuba

4 de junio del 2013

Un caserón de La Habana antigua está dedicado a disfrutar buenos puros.

Puros, habanos, kienyke

En un caserón, grande y restaurado en La Habana Vieja, el habano tiene un lugar para su admiración y disfrute. Se trata del Hostal Conde Villanueva, en donde cada una de las siete habitaciones, junto con el bar, el patio y las escaleras cuenta con una vitola, una botella de ron y lo necesario para dedicar unos minutos al placer de un buen puro. “Es mágico, único, el ambiente es genial”, cuenta Devin, un turista estadounidense a BBC News. En el hotel hay una zona especial en la que los clientes y visitantes pueden catar diferentes tipos de habanos, allí conocen cómo distinguir un buen puro: desde apreciar el color de la capa, el sabor, la combustión y el aroma. El consumo de tabaco se han acentuado en todo el mundo, “las ventas de puros han aumentado cerca de un 6% en Cuba”, explica Gustavo Sololongo, encargado de ventas del hotel a la BBC. El éxito del lugar se explica por la atmósfera de tranquilidad y sosiego, lo justo para fumar un buen habano.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO