Es prohibida, pero en Internet se vende libremente

13 de diciembre del 2017

La pólvora y su difícil control en épocas digitales.

Es prohibida, pero en Internet se vende libremente

La pólvora, uno de los elementos usados más polémicos durante las festividades, ha quemado a 174 personas en Colombia, de las cuales 91 son menores de edad, según informó la Dirección de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional.

Pese a que la cifra presenta una reducción del 23% frente al mismo periodo del año anterior, cuando a la misma fecha se registraron 227 casos, vale la pena anotar que sigue siendo difícil rastrear la cadena de comercialización que tiene, ya que hoy se puede conseguir prácticamente lo que se quiera a través de Internet, aunque esté prohibida su venta al público.

Así mismo, aunque la Policía haya desmantelado 39 fábricas ilegales y decomisado 21 mil kilos en todo el país, con una simple búsqueda en Google, cualquier persona puede comprarla y tenerla en sus celebraciones familiares.

Como se observa en la imagen, con una simple búsqueda de “Venta de Pólvora en Bogotá” aparecen páginas -con anuncio pago que les permite estar de primeros en la lista- dedicadas 100% a la comercialización de la misma, con una promesa de venta y es que “la pólvora no está prohibida, sino regulada”.

A esto se suma que en páginas como OLX o Mercado Libre se pueden encontrar productos como: confeti, cañones, volcanes eléctricos y pólvora fría; elementos que no podrían ser comercializados, pero que se venden de forma libre y sin control.

Otra de las fórmulas usadas por los comerciantes de pólvora es la venta por Whatsapp, donde se puede cotizar, comprar y pactar la entrega a domicilio, algunos incluso sin recargo.

También páginas de Facebook, cuentas en Twitter e Instagram venden pólvora sin ninguna regulación, lo cual complica la labor de las autoridades que a lo largo de la temporada intentan minimizar el daño que puede generar, en su mayoría por la falta de conocimiento que hay a la hora de utilizar estos elementos.

Pese a esto y a que hay una ‘guerra’ declarada contra los comerciantes que decidan vender pólvora, aún no se logra erradicar la venta de estos productos, porque muchas personas consideran que es fácil y no peligroso usarlos.

Ahora bien, la regulación es clara. Según la circular 017 del 30 de noviembre de 2017, firmada por el secretario distrital de Gobierno, Miguel Uribe Turbay, la Policía incautará los artículos de este tipo que se estén distribuyendo en el espacio público; también podrá aplicar medidas correctivas, como señala el Código Nacional de Policía y Convivencia, para quienes lo hagan dentro de los inmuebles. Así mismo, “el porte, venta o uso de pólvora no están permitidos en Bogotá”.

Además, vale la pena indicar que “quienes incumplan, de acuerdo con el Código, será multado por 787.000 pesos. En caso de que se trate de un establecimiento donde se almacenen estos elementos, se le suspenderá la actividad temporalmente”.

Por los niños y adultos que se pueden quemar, las mascotas que se aturden y pueden morir por el ruido del estallido de la pólvora y el daño que puede hacer una quema no controlada, la pólvora más que alegrías y momentos de felicidad, puede arruinar vidas y familias.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO