Condenan a rapero que confesó crimen en una canción

29 de agosto del 2019

Tendrá que pagar más de 20 años de prisión.

Condenan a rapero que confesó crimen en una canción

Foto: Facebook de Yersey Fernando Tami

Yersey Fernando Tami Galvis es el rapero que confesó un asesinato en una de sus canciones. El hombre tendrá que purgar una condena por 20 años y seis meses de cárcel.

Escuche las noticias más importantes del día:

Este miércoles 29 de agosto el Juzgado Octavo Penal de Bucaramanga, condenó a Tami Galvis por el asesinato de Iván Camilo Castellanos ocurrido el pasado 4 de junio. La defensa del procesado y la Fiscalía habían adelantado un preacuerdo que fue avalado por el juzgado.

En la diligencia judicial, el rapero se allanó a los cargos de homicidio agravado y porte ilegal de armas de fuego que la Fiscalía le imputó en las audiencias preliminares. Posteriormente se conoció el fallo condenatorio por 248 meses de pena en establecimiento carcelario.

Tami Galvis, que permanecía recluido en la estación sur de Bucaramanga, será trasladado a la cárcel Modelo de esa ciudad.

Un crimen pasional

Los hechos ocurrieron el 4 de julio de este año. Yersey Fernando llegó al centro comercial Panamá donde laboraba su víctima, se dirigió al local y disparó en contra de Iván Camilo Castellanos de 22 años y otro empleado del establecimiento.

Después de cometer el delito, el hombre huyó en una motocicleta. Las víctimas fueron trasladas a un centro médico pero Castellanos llegó sin signos vitales.

Lea aquí: Entrega de chaquetas prom terminó con menores en tanga

Al parecer lo que llevó a Tami Gavis a cometer el homicidio fue que quién había sido su pareja sentimental, estaba en una relación con Castellanos. Un día después del homicidio, el rapero publicó en sus redes sociales una canción en la que confesaba el crimen.

“Estaba sediento, quería adrenalina, a mí cualquiera no viene, mi familia me conspira, llegué y lo busqué, lo tomé sentado, no recuerdo exactamente y por rabia estaba cegado. Otro tipo intentó arrebatarme, no tuve otra opción, tuve que dispararle, quería salir de ahí y que me juzgue mi Diosito, pero tenía que ser así”, es un fragmento de la canción.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO