Familia veló a niño por tres días esperando a que reviviera

3 de septiembre del 2019

Según sus creencias religiosas, con un ritual pretendían devolverle la vida

brujería

En Santander la muerte de un menor de edad generó asombro entre la comunidad del municipio de El Socorro al enterarse que este había sido velado durante tres días, porque su familia tenía la esperanza de que reviviera.

El infante, quien murió por una cardiopatía, fue trasladado tras su deceso a la casa de sus padres. En este lugar permaneció desde el sábado 31 de agosto ya que su familia, por sus creencias religiosas, consideraron que era posible que volviera a la vida.

La comunidad no pudo ignorar el olor a putrefacción que se originaba desde el hogar donde se encontraba el cuerpo y denunciaron ante las autoridades.

La Policía de este municipio atendió la llamada y al ingresar al lugar, encontraron el cuerpo mientras era velado. Adicional a esto, la familia practicaba un ritual con el que pretendían devolverle la vida al menor.

Según informó el coronel Juan Carlos García, comandante encargado de la Policía en Santander, “los padres de este niño manifestaron que todo se debe a sus creencias religiosas. En el judaísmo existe una tradición la cual dice que, al momento en el que un ser querido fallece, esperan tres o cuatro días para la persona resucite”.

Tras la explicación entregada por la familia del menor, miembros de Medicina Legal y la SIJIN realizaron el levantamiento del cuerpo.

Ahora la familia adelanta los trámites necesarios para darle santa sepultura como es debido.

¿Algún día ocurrirá el milagro?

Este no es el único caso en el que un muerto es velado a la espera de que vuelva a la vida. En Cali una familia estuvo durante diez días esperando que un joven resucitara.

Sin embargo, este caso se convirtió en un problema de salubridad puesto que el cuerpo llevaba dos semanas en descomposición al aire libre. La Secretaría de Salud de Cali tuvo que intervenir y ponerle fin a la velación.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO