Atienden indígenas desplazados tras crimen de líder embera

11 de enero del 2020

Las autoridades tratan de esclarecer los hechos.

Atienden indígenas desplazados tras crimen de líder embera

nuqui-choco.gov

Las autoridades atendieron a las casi 17 familias indígenas de la comunidad Agua Blanca que fueron obligadas a desplazarse en el departamento del Chocó tras el crimen del líder Anuar Rojas Isaramá.

El guardia indígena fue asesinado el pasado domingo 5 de enero. De acuerdo a la información que ha sido entregada, tres sujetos que portaban armas largas, e indagaban por colaboradores del Ejército de Liberación Nacional (Eln), le propinaron un disparo en el pecho.

Tras el crimen, las familias indígenas se desplazaron hasta el corregimiento de Tribugá, para luego dirigirse hasta el municipio de Nuquí (Chocó) y recibir atención por parte de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas.

Una comisión de la Alcaldía Municipal, la Personería Municipal y la Defensoría del Pueblo llegaron a la zona con el fin de esclarecer los hechos y activar la ruta de atención de las familias que se están desplazando.

Tropas de la Armada de Colombia, adscritas a la Fuerza Naval del Pacífico, también hicieron presencia en ese territorio para coordinar operaciones y brindar seguridad a las comunidades, con el objetivo de restablecer el orden público e impedir el accionar delictivo de los grupos armados.

Las autoridades informaron que aún no se ha identificado a qué grupo pertenecen los sujetos que cometieron el crimen del líder indígena. Indicaron que las tropas incrementarán sus esfuerzos, desarrollando operaciones ofensivas que permitan dar con la ubicación de los mismos y someterlos a la justicia.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO