Inician sanciones contra carros ‘chimeneas’ en Bucaramanga

29 de julio del 2019

Las sanciones empezarán a regir desde el 1 de agosto.

Inician sanciones contra carros ‘chimeneas’ en Bucaramanga

A partir del 1 de agosto, el Área Metropolitana de Bucaramanga (AMB), trabajará con las direcciones y secretarías de tránsito de los cuatro municipios para hallar vehículos que incumplan los límites de gases.

Asimismo, impondrán sanciones a los propietarios de vehículos que infrinjan lo estipulado.

Santander es uno de los departamentos del país en donde más se incumple la Revisión Técnico Mecánica, que establece el Ministerio de Transporte.

Las estadísticas publicadas por el Registro Único Nacional de Tránsito, Runt, indican que el índice de evasión en tal obligación es del 56,7% en el departamento.

Lea también: Hallan cuerpo desmembrado de una niña en el Meta

“A partir del 1 de agosto los operativos se ejecutarán para detectar, examinar, sancionar e inmovilizar a todo tipo de vehículos de transporte público, como buses y taxis, y de transporte particular como carros y motocicletas, que circulen sin cumplir con los estándares requeridos y niveles permisibles de emisiones contaminantes en el área metropolitana”, informó el AMB a través de un comunicado oficial.

De acuerdo con lo indicado, el AMB aplicará dichas sanciones conforme lo dispone la Resolución N° 910 del 2008, expedida por el Ministerio de Transporte.

Las sanciones serán así:

Según Óscar Rojas, coordinador del Equipo de Calidad de Aire del AMB, aquel automotor sometido a prueba de gases y cuyo resultado sea negativo o infrinja los límites de emisión permitidos, el dueño deberá pagar alrededor de 414 mil pesos como sanción.

Sumado a esto, podrá sufrir la inmovilización del carro, moto o bus, dependiendo de la normativa que se le aplique, según la jurisdicción en la cual sea sorprendido.

“Para estos operativos se dispondrán puestos de control sorpresa, en múltiples puntos de cada municipio. Así mismo, iremos hasta las estaciones de bus y parqueaderos, para hacer mediciones sorpresa a las flotas y empresas que prestan servicio en la ciudad”, explicó Rojas.

Tales mediciones se llevarán a cabo con el uso de equipos de última tecnología y que previamente fueron revisados y autorizados por parte de expertos del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam.

“Los equipos y el software que nos acreditó el Ideam determinan los límites permisibles y el estado de emisiones de cada automotor. Además de la multa, cada vehículo que resulte con la prueba rechazada serán requerido nuevamente en un término que no deberá exceder los 15 días, con el fin de que se sometan a una nueva revisión y así establecer si el propietario hizo las refacciones del caso”, señaló el funcionario del AMB.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO